Ir al contenido principal

Appino - La gran conexión animal

Appino caratula disco

Muchos no entenderéis qué sentido tiene publicar un blog personal en internet. Para mí es un instrumento de evolución personal. Como consecuencia, a veces escribo entradas más destinadas al público en general, y otras veces, tienen sentido únicamente para mí dependiendo de mis circunstancias del momento. En esta entrada además se une que voy a utilizar la música como elemento troncal de la entrada, medio que no acostumbro a utilizar y que por tanto, conllevará que el resultado sea bastante distinto al habitual.

Se trata de una entrada en la que indago sobre la naturaleza del ser humano inspirándome en tres canciones del cantautor italiano Appino. Invito al que lea la entrada a escuchar las canciones que adjunto, a ojear su letra y a sumergirse en los sentimientos que transmiten.

Grande Raccordo Animale – La gran conexión animal




Piove a dirotto sul grande raccordo,
sulle tue ali e gli uffici postali,
dentro la casa di chi non si è accorto
di non avere mai avuto un tetto.

Sopra di te, che sei elementare,
un sistema binario perfetto:
odio e amore, folle e normale,
sul grande raccordo animale.

Arriva l'inverno, lo sento abbaiare
in ogni goccia di questa pioggia
che cade pesante sopra ogni cosa,
e fortunata è la sposa.

L'estate ritorna, vedrai che ritorna,
a ricordarci che solo la fame
è l'avventura che ti fa paura
in questo grande raccordo animale.

E vieni qui, vieni qui a vedere
il nostro sistema solare,
è tutto lì quel che c'è da sapere,
tutte quante le preghiere.

Il tempo passa o passa la voglia,
ma soprattutto le circostanze
e tutti quanti a camminare
nel grande raccordo animale.

Io non so la forma
né la densità,
non ho le giuste proporzioni,
non so la quantità
ma sono certo di volere,
si chiama volontà
e se volere è sapere
io so la verità.

Io non so la forma
né la densità,
non ho le giuste proporzioni,
non so la quantità
ma sono certo di volere,
si chiama volontà
e se volere è sapere
io so la verità.

Nel grande raccordo animale...


Appino se pregunta con las siguientes tres canciones como afrontar el mundo que nos rodea y tiene sentido comenzar la trilogía con este tema porque es el que da nombre al álbum. El autor comprende que el animal que llevamos dentro es la auténtica base de nuestra existencia y ensalza nuestra realidad como entes vivos aleatorios. Como si de una película se tratase, el cantautor coloca sutilmente de fondo de escenario la lluvia, la transición entre las distintas estaciones del año y el sistema solar con la idea de ayudarnos a penetrar en el misterio de la vida.

Un misterio que estamos muy lejos de descifrar porque aun siendo altamente complejos orgánicamente, intelectualmente somos todavía seres elementares que odian o aman indistintamente, que se vuelven locos o permanecen normales a lo largo de una vida, que pasan hambre y tienen miedo como resultado de nuestra gran conexión animal.

Nos invita a echar un vistazo a la Tierra desde el espacio para ayudarnos a asimilar, que eso que alcanzamos a vislumbrar, es lo que hay. Que somos parte de un todo tan gigantesco y que lleva desarrollándose tanto tiempo que nos hace sentirnos muy poco dignos para nuestro estúpido orgullo humano.

El tiempo pasa y con ello desaparecen también las ganas de vivir. Y aun así, continuamos caminando cargando con nuestras circunstancias a través de nuestra gran conexión animal. Y concluye con una afirmación absorbente. No sabemos cómo vivir ni ser felices, pero si tenemos la voluntad de seguir adelante, el mismo camino que atravesamos nos va exponiendo resquicios de la verdad. Que sencillamente somos eso, un animal en busca de sentido.

L'isola di Utopia - La isla de Utopía




Non credo agli angeli
Non credo ai diavoli
Non credo al fato, al destino autorevole
Non credo agli ordini
nè alle carceri
Non credo alle favole di eroi e martiri
Non credo al lavoro
non come salario
Non credo al fan del generare rivoluzionario
Non credo alla pace, la trovo feroce
Non credo a tregue, armistizi ne ai portavoce

Non credo agli ultimi
perché non credo agli angeli
Non credo ai primi
perché non credo ai diavoli
Neanche alla croce perché non credo ai martiri
Non credo a buoni, cattivi o responsabili
Non alle stelle
perché non credo al fato
Non credo a niente che sia già stato deciso
Non credo ai miti
non possono spiegare
Poi guardo il mare e penso di sapere

Non credo, io so
so che il destino è tutto nelle mani mie
e nelle mani di chi viaggia accanto a me
quindi credo potrei credere in te
Perché io non credo, io so
e se lo faccio credo in tutto quel che c'è
Le rocce, il legno, il fuoco che scalda il caffè
il prato dove siamo stesi io e te

Credo nel porto, nel faro della nave
nella rotta e nel sistema decimale
Credo nell'uomo, credo nell'animale
Credo nell'acqua e nel sale minerale
Credo nell'aria, l'ossigeno che brucia
nella scrittura, credo nella fiducia
Credo in Utopia, credo nel capire
e nella parola in rima con dovere

Esta canción la encuentro especialmente motivadora porque a diferencia de la primera, que nos mostraba como progresar en paz con nosotros mismos, esta nos ayuda a discernir en que elementos ajenos a nosotros debemos de fijar nuestra mirada para sostener nuestra estabilidad emocional.

Appino dice no a los mitos y al destino, no a los cuentos de héroes y mártires y no a diferenciar entre buenos, malos y responsables. Puesto que no nos ayudan a explicar la realidad en la que vivimos ni nos ayudan a maniobrar con mayor calidad en la vida. El destino está en nuestras manos y de quien elegimos que viaje con nosotros.

El cantautor cree en todo lo que existe de verdad. En las rocas, en la madera, en el fuego que calienta el café, en los prados, en el puerto, en el faro del barco, en la rueda y en el sistema decimal. En el hombre, en el animal, en la confianza y en el entender. Los seres humanos hemos de convivir con entidades complejas como la economía, los trabajos super especializados y la tecnología; pero lo que nos hace comprendernos mejor a nosotros mismos, es precisamente lo más básico.

Ulisse - Ulises




Settembre porta il vento
Si può navigare
C'è chi torna a casa al suo focolare
E chi invece vuole soltanto partire
Ma non lo può fare
Senza il dio del mare

Sulla terra ferma si festeggia ancora
I padri con i figli per la luna nuova
E le madri lasciano le figlie sole
Sole ad imparare come stare sole

Parlami di te
Ulisse perché
Tu avevi Itaca a cui tornare
Ma qui non scherzare
Itaca non c'è
Itaca non c'è

Lascio la terra al sole
Lascio che le cose vadano da sole
Lascio la casa dove sono nato
Dove ho imparato
E ve ne sono grato

Lascio questi occhi neri
Li lascio ai tuoi che sono più sinceri
Lascio gli amici e la mia famiglia
Lascio la perla dentro la conchiglia

Poseidone lascia che io prenda il mare
Non sono l'eroe che ti fece adirare
Non possiedo niente
Non sono nessuno
E se non mi credi chiedi a Polifemo

Sulla terraferma si combatte ancora
I padri contro i figli per una guerra nuova
E le madri piangono
Le figlie invecchiano
E i bambini crescono

Parlami di te
Ulisse perché
Avevi Penelope da cui tornare
Ma qui non scherzare
Itaca non c'è
Itaca non c'è

Lascio queste parole
Le lascio a chi le vuole ricordare
Lascio l'amore che non ho saputo
Dare come quanto io avrei dovuto

Lascio questi occhi severi
Li lascio ai tuoi che sono più leggeri
Lascio Calipso e non avrei voluto
Lascio certo qualche cosa di incompiuto


Se acaba la trilogía con un tema que trata la bella cuestión de la huida para sobrevivir. Se trata de mi canción preferida porque se salta toda conveniencia social sobre las despedidas y combina magistralmente el miedo y la ilusión de lo nuevo. 

Contrasta espléndidamente a quienes vuelven a casa ilusionados, contentos por el reencuentro con los suyos y con una vida que anhelaban; con aquellos que han perdido la ilusión y que quieren cancelar su anterior vida con ansias de renacer y tener otra oportunidad. Personas que no se sienten nadie ni creen poseer nada y que buscan algo más. Buscan dejar atrás la vida como ciclo animal eterno, donde los padres combaten con los hijos generación tras generación, las madres lloran, los hijos envejecen y los niños crecen. Y se despiden con temor a su futuro, pues saben que no tienen lugar al que regresar si fracasan en su viaje.

Lo que más impresión causa es la manera en la que tras hacernos sentir el miedo de quien necesita escapar, este muta completamente a una regenerada ilusión por la gran oportunidad que se le presenta. Porque cada despedida, cada vez que llegamos al final de un camino, es en realidad el comienzo de otro, donde todo está por ocurrir y donde somos de nuevo los únicos protagonistas y responsables de todo lo que nos sucede.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza y tranquilidad

Hasta el imprevisto más grande se puede solucionar en poco tiempo con un buen estado anímico y el más pequeño alargarse y atragantársete con uno inadecuado. Entre los elementos que conforman un buen estado de ánimo, he optado por hablar de la confianza y de la tranquilidad porque son los que en este momento concreto de mi vida más aprecio. Que habitualmente no se den como estado natural de las cosas, no quita para que en la medida de lo posible y sin ofuscarse, se busquen. De la afirmación escrita al principio se pueden obtener una serie de conclusiones sencillas pero fundamentales sobre algunas elecciones que hacemos en la vida. Conviene rodearse de amigos que generen un buen ambiente y por tanto, tranquilidad; para no malgastar ni siquiera una gota de tu energía mental en protegerte del veneno que emiten las malas relaciones. Por supuesto, tener numerosos amigos no es necesariamente bueno. Existen bastantes personas que poseen escasos amigos pero mucho más valiosos que l

Ética. Parte 2: Definición y modos de comprender lo moral

El libro en el que me he basado para la parte 2 y 3 de esta serie de entradas se titula “Ética”, de Adela Cortina y Emilio Martinez. Se trata de un libro escrito con propósito educativo y que encaja perfectamente como material básico para las siguientes publicaciones. He modificado parte del texto citado para que se entienda mejor y encaje mejor con la estructura de la entrada. Ética La ética es la rama de la filosofía que estudia la bondad o la maldad de los comportamientos. Tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. Filosofamos para encontrar sentido a lo que somos y hacemos; y buscamos sentido para colmar nuestras ansias de libertad, dado que la falta de sentido la experimentamos como cierto tipo de esclavitud. Con el objetivo de encontrar dicho sentido a la vida, la ética se dedica a la reflexión sobre la moral. Pretende explicar los concep

El ser humano completo

El convertirse en un ser humano completo debería ser objetivo principal de todas las personas a lo largo de sus vidas. Nacemos animales, primarios, donde lo que nos rige es el cerebro reptiliano. Sin embargo, tenemos la increíble posibilidad de llegar a ser personas, y por tanto, a alcanzar una felicidad de nivel más elevado. Un hombre completo es todo lo contrario a aquella persona que trabajaba en las fábricas de la revolución industrial. Un hombre que durante meses y meses colocaba arandelas en tuercas sin descanso. Este hombre no era considerado un ser humano, sino un animal. Estaba totalmente alienado. En la actualidad, está de moda criticar al hombre occidental por perder mucho tiempo viendo “el sálvame y el fútbol”, pero al igual que sucede cuando se habla mucho y se hace poco, darse cuenta de un mal hábito no sirve de nada si no se investiga no solo porque lo hacemos, sino también que podemos hacer para esquivar este errático comportamiento en nuestras vidas y pod

Utopía

Siglo CXX. El conflicto no tiene tregua. Cientos de personas decentes mueren diariamente víctimas de una guerra perversa. El ejército enemigo lo forman máquinas biológicas exteriormente iguales a los seres humanos con la diferencia de que no necesitan el corazón para seguir existiendo. Su estrategia de batalla es finalizar a sus víctimas arrancándoles el corazón del pecho para dárselo de comer a los miles de perros vagabundos que habitan en este apocalíptico mundo. El adversario de esta forma se asegura de que si un ser humano muerto se vuelve a alzar, lo haga convertido en uno de ellos. Por esta razón, en el mundo actual muchas personas al fracasar deciden quitarse la vida, sabedoras que prefieren no vivir a existir como una criatura sin sentimientos. Las huestes enemigas arrinconan a los supervivientes en “Utopía”, también apodada “Ciudad de Dios”, último bastión humano en pie. La batalla sigue llevándose consigo almas que en otra situación contextual podrían haber vi

Términos y condiciones de uso

Que nadie me escupa cuando menosprecie su conocimiento cultural. Que nadie se enrabie cuando no me posicione a su favor en debates altamente dogmatizados. Que nadie se enoje al leer mis críticas sobre lo poco práctico de actuar en base a una determinada ética. Que nadie se irrite cuando le diga que su relación sentimental le ha condenado por siempre. Que nadie me atice cuando le defina como un estúpido animal preprogramado. Porque será alguien como yo quien le guie cuando muera en vida, cuando se dé cuenta de que la vida no tiene sentido per sé y necesite de consejos no-basados en conocimiento interesadamente absorbido para evitar confrontar el desierto de lo real .