Ir al contenido principal

Nihilismo

Mitologia griega

El nihilismo es otro de esos términos que se ha utilizado de tantas formas y maneras que ha perdido parte de su significado y fuerza. En esta entrada ayudándome de la Wikipedia, voy a describir lo que significa para mí y la razón por la que pienso que a pesar de “su mala reputación”, es necesario para que las personas y sociedades crezcan sanas.

El nihilismo (del latín nihil, "nada") es la corriente filosófica que toma como base la negación de uno o más de los supuestos sentidos de la vida. El nihilismo suele presentarse como nihilismo existencial, forma en la que se sostiene que la vida carece de significado objetivo, propósito, o valor intrínseco. El nihilismo se puede considerar crítica social, política y cultural a los valores, costumbres y creencias de una sociedad, en la medida en que éstas participan del sentido de la vida negado por dicha corriente filosófica. El término Nihilista fue utilizado inicialmente por el ruso Iván Turguénev en su novela Padres e hijos: "Nihilista es la persona que no se inclina ante ninguna autoridad, que no acepta ningún principio como artículo de fe". – Wikipedia.

Desde mi punto de vista, Nihilista es quien en primera instancia no acepta ningún tipo de autoridad o de costumbres culturales sino es capaz de encontrarle un sentido lógico a su existencia. Quien en segunda instancia no acepta los valores o ideas que están de moda en su era, ya sea porque simplemente en ese momento gocen de “buena prensa” y sean lo “políticamente correcto”; o porque sus conciudadanos muestren estados menos avanzados de consciencia. Y en tercera instancia quien no acepta que el ser humano o el universo deban tener algún sentido en sí. Cada nivel es diferente y cada uno sabrá donde está posicionado y la razón que le lleva a ello. Tras la chapa, la pregunta que surge es la siguiente ¿Es bueno o necesario ser nihilista?

El nihilismo no significa creer "en nada", ni pesimismo ni mucho menos "terrorismo" como suele pensarse, si bien estas acepciones se le han ido dando con el tiempo a la palabra. Hay autores que al nihilismo, entendido como negación de todo dogma para dar apertura a opciones infinitas no determinadas, le llaman "nihilismo positivo", mientras que al sentido de negación de todo principio ético que conlleve la negligencia o la autodestrucción le llaman "nihilismo negativo" (También se les conoce como "activo" y "pasivo"). – Wikipedia.

Sobre este marco, se sitúa nada más y nada menos que una de las cuestiones más antiguas de la humanidad. La lucha entre el bien y el mal. La reyerta entre Dios y Diablo. John Locke o Rousseau. Un grupo de personas ven un mundo vil, en el que todas sus aspiraciones infantiles de felicidad y de vivir en un mundo bondadoso se han hecho añicos y que como consecuencia, corrompidos por el dolor y las mentiras, desean destruir para liberar al universo de su dolor. El otro grupo, aun percibiendo un mundo malvado y sin tener confianza ciega en la victoria de las virtudes del ser humano, lucharán por expreso mandato de su alma para que así sea.

En lo que se refiere a mi persona y a las conclusiones que yo obtengo, decir lo siguiente. A mí siempre se me ha criticado con amarga ferocidad tanto en mi vida personal como en lo referente a este blog por mis ideas negativa-pesimistas. Entradas como las siguientes las corroboran: "Relaciones de pareja", en la que abiertamente expongo e intento desmitificar las bondades de tener pareja; “Alerta roja”, donde explico que muchos de los valores, ideas y conceptos que nos enseñan de pequeños son falsos; “Bienvenido al desierto de lo real” donde expongo que en el mundo moderno, nada de lo que percibimos es verdadero, etc. A veces hasta yo mismo me he preguntado a donde quiero llegar. ¿Pero saben qué? La filosofía también da respuestas.

Y es que antes hemos definido el Nihilismo positivo como ”negación de todo dogma para dar apertura a opciones infinitas no determinadas”, y lo que parece no decir mucho, lo explica todo. ¿ El nihilismo no será una forma bastante más sofisticada y no contaminada por un idealismo barato de UTOPÍA? ¿Querrá decir esto que el hecho de llamarme “pesimista” es desacertado y que lo cierto sea que en realidad ansío la utopía. Yo siempre me he visto así.

Ligado con lo anterior, hay quien teme este tipo de pensamientos argumentando que llevan al relativismo y a que el relativismo puede ser muy peligroso. Y no les quito la razón. Sin embargo, no se trata del razonamiento más ético. Aun siendo el relativismo peligroso, no podemos someter al ser humano a una dictadura porque creamos que así serán más felices, a modo de mentira piadosa. Comprar ropa en grandes superficies se trata hoy en día de homicidio involuntario, debido a las condiciones en las que han trabajado los niños que han hecho dichas ropas, y no hemos de esconderlo con la intención de un “bien mayor”, como es el que la civilización occidental se olvide de su insulsa vida escondiéndose detrás de prendas de vestir.

Quien identifique como relativista a alguien nihilista se equivoca. Yo mismo aun considerándome nihilista, creo por encima de todo en un último fin objetivo y común a cada individuo y sociedad. La felicidad. Y creo que el nihilismo positivo es una gran herramienta para lograrlo.

Como conclusión. Una de las principales razones por las que el mundo es asqueroso es porque los valores que imperan en él son despreciables. Esos valores los han instaurado los grandes poderes del planeta, es decir, las grandes empresas; hijas predilectas del capitalismo más puro. Se podría decir que una oligarquía de poderes han establecido los valores con los cuales se mueven todas las personas. El nihilismo surge en la sociedad por la necesidad de librarse de valores que no se adecuan a la felicidad del ser humano.

Comentarios

  1. Desde que vi El gran Lebowski hace unos cuantos añitos y leí sobre nihilismo no he podido dejar de pensar que no hay filosofía mejor de vida. Con sus comillas como siempre.

    Pd: no se si seras Nihilista pero relativista a veces si :P

    Hace mucho que no pasaba por aquí

    AIO

    ResponderEliminar
  2. A mi también me parece que como filosofía no está nada mal, nuestra especie siempre creyendo en dioses, teorías e historias...¿Para qué?, ¿nos está sirviendo de mucho?...

    Gran reflexión Alejo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me alegra ver que alguien llego a la misma conclusión. Pero tengo que admitir que no vengo de la filosofía, y solo leí un poco de filosofía para comprender por que me decían nihilista.
    Tu post me ha gustado, sencillamente por que se entiende a lo que vas.

    Desde mi area puedo aportar que las acepciones del termino tienen que ver con los mitos (barthesianos) que cada uno posee en su percepción de la realidad:

    De ahi que no me pueda molestar cuando alguien me tilda de pesimista por que relaciona mi forma de pensar critica con el nihilismo. Aun cuando al parecer ha "entendido" lo que intentaba decir en ese momento.
    Y es justamente que me ha entendido pero tal vez no me comprende; no se trata de una falla en el proceso pues hubo comunicación.

    No me ha podido comprender, porque su "forma" de ver la realidad es diferente a la mia (pues nos formamos con diferentes experiencias), por lo que en cada conversacion, asignan un valor (significado) diferente al termino (signo) nihilismo. En funcion del valor que le asignan, corresponderá a un mito (forma de explicar la realidad) que deciden (inconscientemente o no) mantener con vida de acuerdo a su ideologia (acepcion positiva).

    Que tanto queramos ascender/decender en los niveles de conciencia al comunicarnos, que tanto querramos comprender al otro (pues sino n hay comunicacion), tendra que ver, indefectiblemente, con nuestro interes por ese otro. Y no digo que esto como una especie de fundamentalismo politico/moral/etico, sino simplemente con nuestra percepcion.

    De alli, por ejemplo, si bien mantengo mis criticas hacia la religion, no me interesa su eliminacion, puesto que la comprendo necesaria para otros.
    De cualquier forma, hago un pequeño pronostico optimista sobre la biblia:

    Si entendemos a la biblia como un manual de conductas en sociedad, justificadas a traves de mitos, y sabiendo que existe una version 1.0 (primer testamento)), y una version 2.0 (segundo testamento), no es tonto pensar que sus valores ideologicos han cambiado con el tiempo, por lo que en algun momento presenciaremos la llegada de la version 3.0 (tercer testamento), una version que contiene "parches" sobre la percepcion de la realidad.

    Bueno, perdona que te haya mandado un comentario tan largo, pero bueno, fue.
    Un saludo desde Argentina.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Bienvenido al desierto de lo real

El hecho de que los humanos reflexionemos sobre la realidad no es cuestión de azar. Muchas, y me atrevería a afirmar que en alguna parte de sus vidas todas las personas, han experimentado la sensación de que se nos escapa algo. De que debe haber algo que dé sentido a todo esto o que directamente estemos siendo engañados, ya sea por un ente exterior o por nuestra propia mente, y sea por ello que no consigamos quitarnos de encima esta melancolía existencial o nostalgia que nos abarca en ocasiones. "Te explicaré por qué estás aquí. Estás porque sabes algo. Aunque lo que sabes no lo puedes explicar. Pero lo percibes. Ha sido así durante toda tu vida. Algo no funciona en el mundo. No sabes lo que es, pero ahí está como una astilla clavada en tu mente y te está enloqueciendo. Esa sensación te ha traído hasta mí ¿Sabes de lo que estoy hablando?" - Morfeo.
La frase que da título a la entrada, es producto de Jean Baudrillard, filósofo postmoderno francés que alcanzó popularidad debi…

Occidente en confusión

Que humanista me defina mejor que pacifista no significa que no condene la beligerancia. En la guerra no gana nadie y fomenta un odio que se hereda y trasmite a las siguientes generaciones. En estos momentos me pesa el alma y para combatir esta sensación, me dispongo a escribir sobre dos puntos que me parecen relevantes para recobrar la armonía con nosotros mismos y el resto de seres humanos.
Es absolutamente primordial tener más empatía que nunca no solo con los árabes que vivan entre nosotros, sino con todos los inmigrantes con los que nos cruzamos y conocemos, puesto que posiblemente no serán días fáciles para ellos. La tragedia de París es el escaparate ideal para que los políticos con ideales ultra nacionalistas saquen con orgullo su bandera anti inmigración y hagan incrementar odios xenófobos entre la población.
Cuando nos toca a nosotros sufrir el terror y la barbarie de la guerra, que durante el 99,99% de nuestra vida ni la olemos; el miedo y el odio se abalanzan sobre nuestr…

El laberinto sentimental: parte I

"Somos inteligencias emocionales. Nada nos interesa más que los sentimientos, porque en ellos consiste la felicidad o la desdicha. Actuamos para mantener un estado de ánimo, para cambiarlo, para conseguirlo. Son lo más íntimo a nosotros y lo más ajeno. No sentimos lo que querríamos sentir. Somos depresivos cuando quisiéramos ser alegres. Nos reconcomen las envidias, los miedos. Los celos, la desesperanza. Desearíamos ser generosos, valientes, tener sentido del humor, vivir amores intensos, librarnos del aburrimiento, pero nos zarandean emociones imprevistas o indeseadas. Incluso un sentimiento tan tranquilo como la calma, nos “invade”. Podría leerse la historia de nuestra cultura como el intento de contestar a una sola pregunta: ¿Qué hacemos con nuestros sentimientos?"Los sentimientos son quienes juzgarán nuestra vida cuando esta se nos vaya acortando y quienes ya lo vienen haciendo desde que nacimos. La vida no la podríamos sentir como un fenómeno consciente sin ellos. Somo…

Introspección fortuita

No puedo parar. No ha habido manera posible de escapar de ello durante toda la tarde, algo a lo que no puedo dar nombre. Es una sensación puñetera, pues no viene de algún hecho vivido recientemente, sino que me temo que se trata de algo mucho más complejo.
Se trata de un sentimiento que trae consigo unas ganas terribles por vivir, aunque no de cualquier forma. Quiero vivir de forma que ayude a los demás a ser mejores. Quiero haber sido capaz de haber hecho a una persona feliz. Me siento casi obligado a hacer algo por el mundo, en respuesta a la posibilidad de vivir que se me ha proporcionado. Quiero hacer sentir orgulloso a esa misteriosa fuerza que a todos y a absolutamente todo lo mueve hacia adelante.
Cuando me hundo en mí mismo en busca de tal sensación, ella huye. Me viene a la cabeza que quizás esa extraña sensación sea la respuesta a una eterna pregunta, una respuesta que nunca se dejara encontrar y que juega conmigo a sabiendas de que nunca lo haré.
Mientras os narro esta e…

Ciencia

Durante los días 28 y 29 de septiembre, tuve la oportunidad de acudir y disfrutar de Amazings 2012, dos días en Bilbao repletos de ponencias a mano de populares divulgadores en la red, estableciendo como base el rigor científico. Sin duda disfrute como un niño, aprendí sin esforzarme y me reí a carcajada limpia. Pero en medio de toda esta orgía de ciencia y divulgación, había instantes en los que mi corazón se sintió apenado, en la que un sentimiento de tristeza y confusión me abordó.
La ciencia es verdad, conocimiento y sin duda progreso pero, ¿Es la ciencia portadora de realidad? Si y no. Al igual que el que posee conocimientos no se convierte en sabio, que un científico conozca el modelo estándar de física de las partículas, tampoco quiere decir que conozca la realidad, pues a nadie se nos escapa que la realidad humana está compuesta de múltiples realidades, tales como la biológica, cultural, sexual, espiritual, etc., etc.
Duele oír a algunos científicos menospreciar o incluso rel…