lunes, 19 de noviembre de 2012

Consciencia

Rayos X de una mano

Parece correcto afirmar que el hombre necesita de la religión pues allí donde ha existido una comunidad, por pequeña que fuera, han creado dioses a los que adorar. Lo han hecho porque el hombre es un animal curioso que no solo se hace preguntas, sino que necesita respuestas para intentar explicar tanto el entorno como sobre todo, a sí mismo. Y debido a esta necesidad de explicarse, que surge en consecuencia a que sabe de su existencia, es por lo que decimos que el hombre es un animal consciente.

Más o menos, esto lo aprendemos leyendo cualquier libro de texto del colegio. Sin embargo, es posible que esto no sea así del todo, es posible que estemos errando en el núcleo de la cuestión. ¿Qué ocurriría si en realidad lo que innatamente busca el hombre no es una religión, sino una consciencia cada vez mayor, utilizando como herramienta el hacerse preguntas?

Si lo que se busca es el aumento de consciencia, entonces que mejor manera de hacerlo que haciéndose las primeras y seguramente también, últimas preguntas: ¿Quién soy? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Y magia borras, surgen los primeros avances de consciencia. Claro que la gran mayoría de los hombres no han tenido la gran ventaja de la que disponemos nosotros. Nosotros sabemos que somos biología, pero también física y química, y más o menos sabemos que somos porque un día se dio una gran explosión. Respecto a la otra pregunta, sabemos que venimos del mono, que es muchísimo aunque todavía no sabemos cómo fue el cambio de materia inorgánica a orgánica.

En busca de estas respuestas, crearon dioses y mitología pero lo realmente importante en mi opinión no son las religiones, sino el salto de consciencia que consigue el hombre. No solo el hombre se hizo la pregunta sino que utilizando todo el pensamiento crítico de entonces, se encontró una respuesta. Y es en el proceso donde se da el salto cualitativo del ser humano.

Esto explicaría si tan importantes son las religiones para el ser humano, porque poco a poco parece que las vamos dejando a un lado. Y es que puede que en la actualidad, la religión no nos pueda aportar ayuda a conseguir esta consciencia de nosotros mismos que todos buscamos. También explicaría la desilusión e infelicidad existente en el mundo occidental. Al haber abandonado uno de los mayores proveedores de consciencia, nos encontramos en un mundo en el que únicamente nos movemos por instinto en busca de tener una buena ración de comida asegurada y placer.

Pero ganar en consciencia no es tarea fácil. Existen diferentes maneras de hacerlo. Las religiones son una de ellas, la creación de preguntas y respuestas es otra manera (la filosofía), y a mi parecer, una también muy importante de carácter únicamente individual es el reflexionar sobre nuestra propia vida, pues es entonces cuando realmente podemos evaluar el que somos, extrapolando el pasado y nuestros deseos futuros al presente.

¿Por qué es tan importante el tema de la consciencia? Porque nosotros somos lo que conscientemente buscamos ser. Y si no buscas ser nada, no eres nada. Ergo, la consciencia es al menos, uno de los pilares donde se asienta “lo que somos” cada ser individual, y lo que nos da la posibilidad de poder cambiarlo para mejor.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Madurar o evolucionar

Obstaculo de piedra gris

Alguien madura cuando la vida le da suficientes golpes como para aprender que haciendo determinada acción, obtienes mas resultados negativos que positivos. Es decir, se aprende de forma animal. Evoluciona quien conscientemente mira retrospectivamente al pasado y analiza cómo ha cambiado su vida y el por qué ha cambiado, y quien en un ejercicio de introspección, se ve a sí mismo desnudo, y se pregunta si debería cambiar y hacia qué tipo de pensamiento.

- No has madurado. Sigues siendo tan cabezón como siempre, te harás daño si sigues intentando romper esa piedra-.

- Es que es esa cabezonería en lograr romper esa piedra la que le permite a uno conocer más que nadie tanto de la piedra, como de su propia cabeza -. Le rebato yo.

No es cuestión de elegir. El evolucionar transciende al madurar. Pero por eso mismo es importante donde fijar la meta, el madurar no implica necesariamente evolucionar pero el evolucionar si implica madurar.

PD: Nótese que la piedra del dialogo representa al mundo.