Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Circunstancias

Voy a ser claro y directo. Tú no solo no eres absolutamente nadie para (pre)juzgar a alguien, sino que además, no tienes idea alguna de las circunstancias que le rodean. A él le puede costar aprobar las asignaturas porque sus padres lo inflaban a ostias de chiquitín y por tanto, nunca tuvo las condiciones óptimas para su correcto desarrollo. A ella le puede gustar vestir de manera excesivamente informal porque su familia literalmente no tiene donde caerse muerta y busca romper con lo preestablecido.
De igual manera, tú no debes expandir rumores (o verdades) sobre malas decisiones que otros han podido tomar, porque realmente no tienes absolutamente idea de los por qués de esas acciones. No tienes ni idea de lo que la vida le ha podido deparar, de lo que actualmente le puede estar sucediendo, de los condicionantes que le han llevado a tomar esa decisión, de las tragedias que le han podido ocurrir, o en resumen y nuevamente, de sus circunstancias.
Si por mí fuera, quien gratuita, ocult…

Haciendo la maleta

Ocurre que llega un momento en el que lo sientes. En el que sin llegar a avergonzarte de tu presente, deseas para tu futuro algo distinto y sin alternativa alguna, preso en la cárcel del cuerpo, trabajas tu vida con el fin de hacer de ella algo útil, interesante y digna.
Buscando remediar dicha sensación, dicha tortura, optas por arriesgar e intentas dejar atrás tu antigua personalidad para convertirte en un ser triunfador, desembarazándote de ese miedo a la novedad que sutilmente actuaba como coartada perfecta de la mediocridad.
Comienzas buscando actividades que se amolden a ti, y acabas amoldándote a las actividades que siempre has querido hacer y nunca has tenido valor de acometer. Y entonces encuentras el descanso de tu alma en lugares fascinantes que nunca esperaste presenciar, en actividades, que a modo de terapia, ayudan a desoxidar tu joven corazón, en personas llenas de pura bondad, desinteresada simpatía, bendita locura y verdadero amor que ayudan a que finalmente consiga…

El Diario de Ana Frank

Annelies Marie Frank, conocida en castellano como Ana Frank (Fráncfort del Meno, 12 de junio de 1929 – Bergen-Belsen, 12 de marzo de 1945) fue una niña judía alemana, mundialmente conocida gracias al Diario de Ana Frank, la edición en forma de libro de su diario íntimo, donde dejó constancia de los casi dos años y medio que pasó ocultándose, con su familia y cuatro personas más, de los nazis en Ámsterdam(Países Bajos) durante la Segunda Guerra Mundial. Su familia fue capturada y llevada a distintos campos de concentración alemanes. El único superviviente de los ocho escondidos fue Otto Frank, su padre. Ana fue enviada al campo de concentración nazi de Auschwitz el 2 de septiembre de 1944 y, más tarde, al campo de concentración de Bergen-Belsen, donde murió de tifus el 12 de marzo de 1945, pocos días antes de que éste fuera liberado. Texto extraído de la Wikipedia.
No sería correcto decir que El Diario de Ana Frank me fascinó porque algo realmente te puede fascinar simplemente por el …

Carta de amor

Felicitas,  Te entrego esta carta con la intención de hacerte entender lo bien que me has caído y lo profundo que has calado dentro de mi en tan solo dos días.  No solo eres la personas mas cariñosa, simpática y atractiva que he conocido en mucho tiempo; sino que además eres valiente y demuestras ganas de vivir y de experimentar la vida a cada paso que das y por eso creo que te admiro.  Te pido perdón por no haber estado mas tiempo contigo hoy pero debo confesar que tengo miedo a encapricharme de ti. ¡Tengo una manía muy fea! y es que a las personas a las que considero que realmente valen la pena, les abro mi corazón demasiado pronto y eso me aterroriza.  Solo queda desearte la mejor de las aventuras en estos mas de dos meses que te quedan recorriendo Europa. Deseo con mi alma que hagas ciento de nuevos amigas y amigos y que vuelvas a tu Argentina, si cabe aun, todavía mas madura y por supuesto, feliz de lo que eres ahora (¡si eso es posible!).  Sabes que si algún día tienes que, o s…