Ir al contenido principal

Creación

eleccion a elegir

¿Por qué esta necesidad de buscar una razón? ¿Por qué necesitar sentirse útil?

Necesidad de ser alguien, de aportar, de ser de ayuda, de responder a la pregunta ¿En qué puedo servir a la humanidad?. Quizás este sentimiento sea resultado de apreciar la dulce oportunidad que tenemos de vivir, o quizá simplemente este loco.

¿Cómo averiguar qué hacer? Con paciencia y bien hacer. Como aquel muchacho adolescente descuidado y dejado que en el despertar de su conciencia, y deseoso de al fin complacer a sus padres, debe antes pelear consigo mismo e irrevocablemente morir para poder renacer lleno de vida y fortalecidas ilusiones.

El miedo a estancarse intelectual y emocionalmente tampoco ayuda a sentirse completo. No busco gloria, aplausos, recompensas, pero me aterra lo monótono, lo llano, lo constante y el sedentarismo. No busco hacer, sino crear. Y crear para todos. A decir verdad, nunca voy a saber si solo son ganas de protagonismo, ganas de ser más y mejor de la media, ganas de que me miren y aprecien. Sin embargo, en mi opinión solo ansio ser protagonista único de mi vida.

¿Debo ser mal considerado por ello? En un mundo donde no es criminal quien se forra de pasta a costa de vender armas al dictador africano, sino quien las dispara, nadie me va a dar lecciones morales. Vivimos en un mundo donde generalmente los gobiernos son quienes crean y los ciudadanos los que hacemos lo que se nos manda, lo cual no solo carece de sentido, sino que se opone al concepto de lo que se supone, debería ser una democracia. En un mundo tal, siento que debo encontrar mi camino yo solo.

Las respuestas a las preguntas iniciales se me hacen inalcanzables y cuanto más intento encontrarlas, más me angustio. Intuyo que esa emoción que me impide vivir tranquilo, guarda relación con esa fuerza creadora que hace que la vida fluya y nunca se detenga. Esa fuerza que se hace una con su contraria y que tan bien representadas están mediante el Yin Yang, y que desde el amanecer de los tiempos propicia que la arena del reloj siga su curso. Esa fuerza creadora que hace que desde que apenas somos espermatozoide y óvulo, se multipliquen las células hasta tomar consciencia y con el tiempo, habilidad creadora. Que insisto, no es que tengamos habilidad creadora, es que somos creatividad y es posible que esa pueda ser la razón por la que me siento tan necesitado de crear un mundo nuevo: justo, lógico y donde quepan los sentimientos.

Se me ocurre que puedo crear...

Comentarios

  1. Yo creo que la idea que subyace en el fondo de todo esto es el poder, la sensación de ser capaz de cambiar las cosas e incluso a las personas a nuestro antojo (por que se puede). Además, y de manera personal, creo que en el fondo actuamos egoístamente o por necesidad de estima, para sentirnos mejor con nosotros mismos (por mucho que hay quien se engañe diciendo que actúa de manera 100% altruista).
    En el fondo, yo diría que se resume en el poder creativo vs el poder destructivo; y la capacidad que tenemos de escoger cada uno de ellos según la ocasión y nuestro saber/querer hacer.
    Me alegra saber que tienes claro cuál es tu camino :)

    ResponderEliminar
  2. Hola ireneeee!

    Aunque se a que te refieres, no puedo estar del todo de acuerdo con lo que has dicho porque a pesar de que constantemente vemos y somos informados de actitudes egoístas, seguramente existen muchas personas perfectisimas, honestisimas y muy altruistas. Lo que pasa es que este tipo de personas no nos interesan tanto como las otras y por tanto, los medios de comunicación no nos los muestren casi nunca.

    De todas formas, entiendo lo que quieres decir y fundamentalmente estoy de acuerdo.

    ¡Chao y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. Jose Antonio Marina habla de la inteligencia creadora como la gran solución, según él al fin y al cabo crear es hacer que exista algo valioso que no existía antes de ser creado y eso es en el fondo lo que todos queremos...También dice que la gran empresa de la inteligencia creadora es perseguir el dolor hasta su madriguera...Ni más ni menos...Así pues Alejo, tu sentir expresado en esta entrada es inteligente y es creador, no dejes de utilizar tu inteligencia creadora para tu bien y para el de la colectividad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Buena entrada, además induce a reflexionar y plantearse esa sensación de necesidad de ser util. Lamentamos comentar y pasar menos por aquí, la verdad es que estamos con poco tiempo, y de examenes.
    Un saludín, GoBri!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Confianza y tranquilidad

Hasta el imprevisto más grande se puede solucionar en poco tiempo con un buen estado anímico y el más pequeño alargarse y atragantársete con uno inadecuado. Entre los elementos que conforman un buen estado de ánimo, he optado por hablar de la confianza y de la tranquilidad porque son los que en este momento concreto de mi vida más aprecio. Que habitualmente no se den como estado natural de las cosas, no quita para que en la medida de lo posible y sin ofuscarse, se busquen. De la afirmación escrita al principio se pueden obtener una serie de conclusiones sencillas pero fundamentales sobre algunas elecciones que hacemos en la vida. Conviene rodearse de amigos que generen un buen ambiente y por tanto, tranquilidad; para no malgastar ni siquiera una gota de tu energía mental en protegerte del veneno que emiten las malas relaciones. Por supuesto, tener numerosos amigos no es necesariamente bueno. Existen bastantes personas que poseen escasos amigos pero mucho más valiosos que l

El ser humano completo

El convertirse en un ser humano completo debería ser objetivo principal de todas las personas a lo largo de sus vidas. Nacemos animales, primarios, donde lo que nos rige es el cerebro reptiliano. Sin embargo, tenemos la increíble posibilidad de llegar a ser personas, y por tanto, a alcanzar una felicidad de nivel más elevado. Un hombre completo es todo lo contrario a aquella persona que trabajaba en las fábricas de la revolución industrial. Un hombre que durante meses y meses colocaba arandelas en tuercas sin descanso. Este hombre no era considerado un ser humano, sino un animal. Estaba totalmente alienado. En la actualidad, está de moda criticar al hombre occidental por perder mucho tiempo viendo “el sálvame y el fútbol”, pero al igual que sucede cuando se habla mucho y se hace poco, darse cuenta de un mal hábito no sirve de nada si no se investiga no solo porque lo hacemos, sino también que podemos hacer para esquivar este errático comportamiento en nuestras vidas y pod

Ética. Parte 2: Definición y modos de comprender lo moral

El libro en el que me he basado para la parte 2 y 3 de esta serie de entradas se titula “Ética”, de Adela Cortina y Emilio Martinez. Se trata de un libro escrito con propósito educativo y que encaja perfectamente como material básico para las siguientes publicaciones. He modificado parte del texto citado para que se entienda mejor y encaje mejor con la estructura de la entrada. Ética La ética es la rama de la filosofía que estudia la bondad o la maldad de los comportamientos. Tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. Filosofamos para encontrar sentido a lo que somos y hacemos; y buscamos sentido para colmar nuestras ansias de libertad, dado que la falta de sentido la experimentamos como cierto tipo de esclavitud. Con el objetivo de encontrar dicho sentido a la vida, la ética se dedica a la reflexión sobre la moral. Pretende explicar los concep

Términos y condiciones de uso

Que nadie me escupa cuando menosprecie su conocimiento cultural. Que nadie se enrabie cuando no me posicione a su favor en debates altamente dogmatizados. Que nadie se enoje al leer mis críticas sobre lo poco práctico de actuar en base a una determinada ética. Que nadie se irrite cuando le diga que su relación sentimental le ha condenado por siempre. Que nadie me atice cuando le defina como un estúpido animal preprogramado. Porque será alguien como yo quien le guie cuando muera en vida, cuando se dé cuenta de que la vida no tiene sentido per sé y necesite de consejos no-basados en conocimiento interesadamente absorbido para evitar confrontar el desierto de lo real .

El club de los poetas muertos

La película gira en torno al pensamiento crítico y a la necesidad interior de propagarlo del profesor de literatura, John Keating, quien no duda en abrir las mentes de los estudiantes para introducirles el concepto Carpe Diem (el texto de la foto). Y es que ambos son conceptos que se necesitan mutuamente. No es posible ejercer el pensamiento crítico si no se tiene una filosofía de vida en la que tu Yo interior te urja a aprender lo máximo posible, a ser lo máximo posible, a ayudar lo máximo posible y por tanto, a vivir lo máximo posible. Es totalmente necesario el querer vivir plenamente, para poder llegar a tener alguna posibilidad de hacerlo. Al mismo tiempo, ejercer correctamente el concepto Carpe Diem requiere del pensamiento crítico en la medida de que hace falta romper con las “normas preestablecidas” para tener la posibilidad de vivir al 100%. Es indudable que nos tenemos que adaptar a la sociedad pero siempre desde nuestro yo, sin quebrar nuestra alma para que s