Ir al contenido principal

Valores capitalistas y otras mentiras

crisis dolar

Durante - lo que podríamos definir – el primer siglo de vida del modelo económico-social actual, la cantidad de clase media aumentó sin duda pero en estos tiempos locos actuales, se podría decir que, entre los integrantes de dicha clase, ¿sigue incrementándose el nivel de felicidad tal y como sí ha pasado durante el siglo pasado? La respuesta seguramente es negativa, diferenciando en todo caso felicidad de bienestar.

La economía capitalista necesita del incremento constante del PIB anual para que funcione y esto a largo a plazo, solo es posible mediante el surgimiento de revoluciones, como por ejemplo, la revolución industrial o la reciente revolución en las IT (Information technology) en el siglo XXI. ¿Pero qué pasará cuando el ritmo de revoluciones decrezca? Parece lógico pensar que algún día ocurrirá. Pienso que poco a poco, las épocas de crecimiento cercano al crecimiento 0 serán más frecuentes, con lo que ello conlleva implícitamente para la creación y eliminación de empleo. Siendo el empleo, condición necesaria para el progreso del alma humana.

Decir también que, aunque existen grandes problemas a los que no voy a entrar en esta entrada, como el robo incesante de recursos a África o el calentamiento global, hoy solo hablaré del futuro que nos quieren hacer formar los que mandan, incapaces de poner sus miras mas allá del presente inmediato.

agua en el marReitero, tal y como he hecho en otras entradas, que el ritmo de vida actual, en si no es dañino, pero lo que sí es insostenible, es el ritmo con el cual estamos apuñalando al planeta. ¿Acaso creéis que el agua – por decir un recurso cercano de agotarse - no se va a acabar? Si esto ocurriera, ¿Dudáis de las guerra que el mundo va a sufrir, buscando la obtención de dicho elemento? ¿Dudáis entre, en caso de necesidad, si los presidentes van o no a arrojar a tutiplén todas las bombas nucleares que tengan con el fin de robar agua?. Aquí nadie se da cuenta de nada. O quizás nadie se quiera dar cuenta de nada. Pero poco a poco nos acercamos a una callejón sin salida. Al final de la entrada os dejo un par de artículos sobre la situación actual del agua.

Por otro lado, no paramos de ver nuestros derechos recortados con el fin de “hacer valer el copyright” o “hacer más productivo nuestro trabajo”, ¿No estáis de acuerdo en que si seguimos esta tendencia 50 años más, acabaremos siendo puros esclavos de nuestro físico? Quiero decir, que cada vez habrá menos formas de madurar nuestro cerebro. Que cada vez habrá menos formas de adquirir cultura, o de información necesaria para nuestro mejor desarrollo como personas, por no hablar de que careceremos del tiempo necesario para ello.

Mismamente, el objetivo de la reforma del PP en la educación, es la de “dejarnos de tonterías” de querer obtener una mínima cultura global, que no sirve para nada y especializarnos desde antes, en algo “más productivo”. ¿Es ese el mundo que queremos realmente? ¿De alguna forma, no estaremos desevolucionando hacia la edad de piedra, donde absolutamente todo lo que hacían era trabajar para tener algo que llevarse a la boca y… a dormir? ¿No estamos nosotros camino del mismo fin? ¿No estamos desechando la excelente oportunidad que la mente humana nos brinda para disfrutar de los bienes intelectuales?.

De la misma forma, pienso que la competencia entre empresas es sana siempre, ya que todos salimos beneficiados si se esfuerzan por darnos el mejor producto. Sin embargo, aunque considero lógico el sentirse parte de un territorio debido a sus exclusivas costumbres, el acento que se le pone a los países donde vivimos, además de estúpido e inmaduro, me parece terriblemente contaminante para la esencia humana. Cuando la única puñetera verdad, es que todos somos iguales, estamos hechos de la misma forma, todos somos hermanos.

En referencia a lo anterior, creo que deberíamos actuar a nivel microeconómico de manera competitiva y a nivel macroeconómico de manera cooperativa. Y me baso en la razón de que hoy en día vivimos en un mundo tan globalizado, que si un país cae, los demás le siguen. Por lo tanto ¿Qué razón hay para que por primera vez en la historia, el género humano en su totalidad se una y afrontemos la realidad como un equipo? Y repito, la competitividad empresarial seguiría existiendo pero siempre a igualdad de condiciones entre los diferentes países. Siempre que surja un problema, sin importar si es global o no, se le opondría resistencia de forma global. La moneda única mundial sería el primer paso, y relacionado con esto, os invito a teclear en google, “beneficios del sistema de divisas”, a ver si encontráis algo.

Es increíble la similitud existente entre la nefasta situación económica vigente y la situación social actual. Por un lado, podemos decir que una de las grandes causas de la crisis es, la ineptitud de las empresas (y economías familiares) de mirar más allá de su presente, y a causa de ello, gastaron, y gastaron, y gastaron… (También se puede sustituir el “y gastaron…” por “y especularon…”).

persona pobre

Por otro lado, de la situación social actual no se habla tanto - ya que no interesa a los grandes entes del mundo, véase países y grandes empresas - cuando la realidad es que las personas vivientes hoy día somos mierda. Mierda que mira a otro lado cuando mueren 25000 mil personas de hambre al día. Usando el 1% del dinero “invertido” en salvar a los bancos, podríamos erradicar el hambre en el mundo. En 2007 gastamos 30 veces la cifra necesaria para erradicar el hambre. Pero claro, habría que frenar el poder de las grandes empresas multinacionales, que sobrepasa con creces el marco de acción de los Estados e impone sus criterios, en los que la ética y la solidaridad no tienen cabida. Y uso la primera persona del plural, porque o lo combatimos, o estamos a favor de ello. La neutralidad no existe. 

Terminando. He citado la similitud entre ambas porque de igual manera, somos totalmente incapaces de mirar al futuro. Si ayudáramos al mundo a salir de la pobreza, estableceríamos un lazo mundial de tal magnitud que sería imposible de deshacer a través de los tiempos. El sueño de la cooperación mundial estaría a un único paso. Solo de pensarlo, me invade una sensación de paz que espero, sintáis de la misma manera.

Comentarios

  1. Una entrada brillante, con ideas muy lógicas pero sin intención de restarle valor utópicas.

    Dentro de la naturaleza humana y a la vez de el condicionamiento social observamos como el ser humano tiene la premiza de resaltar, ser superior y mejorar frente a los demás(cualquiera de esas tres cosas derriba por completo esa union cooperativa).

    Mucho de lo que mencionas es incuestionable, el problema está en esa masa ingente que no hace nada, nos han condicionado, arreglado como si se tratara de juguetes o simples avatares de un juego de simulación. Todo lo que hagamos se espera, hemos sido alienados y no cambiaremos las cosas a menos que pase algo, o incluso pasando.

    Es triste pero si somos en cierta medida realistas, nuestro futuro, es pura ilusión, no solo incierto sino también parametrado. No será revolucionario, no estará guiado por valores ni ideales. Si tienen que morir el doble de hambre lo haran, puesto que los del G8 seguiran gastando de 5000 a 6000 euros en un desayuno.

    Mencionas un retroseso a la edad de piedra, y si realmente el avance es ficticio, hablamos de épocas pasadas, del feudalismo, pero igualmente seguimos viviendo para trabajar, y los que están arriba siguen arriba. Las diferencias siguen siendo monstruosas. Si hemos avanzado, pero no hemos avanzado.

    Como nos sigamos alargando hacemos una entrada, jaja, so sorry!!! Un saludo enorme GoBri

    ResponderEliminar
  2. Realidad y utopia a flor de piel...Desde luego creo que en general no sabemos apreciar la importancia de la cooperación y de todas sus implicaciones.
    Una entrada con una carga de calidad humana muy superior Alejo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Perdón por tardar en contestaros, pero no he tenido mucho tiempo libre esta última semana.

    Gobri, puede que tengáis un poco de razón en que puede parecer una utopía... pero te aseguro que me ha dolido leerlo, porque no debería ser así... debería de haber algún modo de elegir nuestro destino, ¿no?

    Calidad humana... no se. Yo he actuado muchas veces asquerosa e inmoralmente en la vida. Sin embargo, hay cosas que parecen tan obvias... tan irrefutables que al final ya no se distinguir lo que es utopía de lo que no.

    ¡Muchas gracias por comentarme! Y de nuevo, perdón por el retraso... :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ética. Parte 2: Definición y modos de comprender lo moral

El libro en el que me he basado para la parte 2 y 3 de esta serie de entradas se titula “Ética”, de Adela Cortina y Emilio Martinez. Se trata de un libro escrito con propósito educativo y que encaja perfectamente como material básico para las siguientes publicaciones. He modificado parte del texto citado para que se entienda mejor y encaje mejor con la estructura de la entrada.
Ética

La ética es la rama de la filosofía que estudia la bondad o la maldad de los comportamientos. Tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. Filosofamos para encontrar sentido a lo que somos y hacemos; y buscamos sentido para colmar nuestras ansias de libertad, dado que la falta de sentido la experimentamos como cierto tipo de esclavitud. Con el objetivo de encontrar dicho sentido a la vida, la ética se dedica a la reflexión sobre la moral. Pretende explicar los conceptos y los argu…

Bienvenido al desierto de lo real

El hecho de que los humanos reflexionemos sobre la realidad no es cuestión de azar. Muchas, y me atrevería a afirmar que en alguna parte de sus vidas todas las personas, han experimentado la sensación de que se nos escapa algo. De que debe haber algo que dé sentido a todo esto o que directamente estemos siendo engañados, ya sea por un ente exterior o por nuestra propia mente, y sea por ello que no consigamos quitarnos de encima esta melancolía existencial o nostalgia que nos abarca en ocasiones. "Te explicaré por qué estás aquí. Estás porque sabes algo. Aunque lo que sabes no lo puedes explicar. Pero lo percibes. Ha sido así durante toda tu vida. Algo no funciona en el mundo. No sabes lo que es, pero ahí está como una astilla clavada en tu mente y te está enloqueciendo. Esa sensación te ha traído hasta mí ¿Sabes de lo que estoy hablando?" - Morfeo.
La frase que da título a la entrada, es producto de Jean Baudrillard, filósofo postmoderno francés que alcanzó popularidad debi…

Realidad interior y exterior

Esta entrada surge de un discursillo que le hice a un amigo que no era feliz tiempo atrás. Tenía una personalidad trabajada y actuaba conforme a sus creencias y pensamientos pero no tenía la fuerza suficiente como para posicionarse en un mundo que va completamente a su bola y al que hay que subirse forzosamente en marcha.
La vida que cada uno de nosotros experimentamos está compuesta de al menos dos realidades distintas. Por un lado, existimos nosotros como realidad individual; nos asaltan pensamientos, sentimientos e instintos, nos desarrollamos física y psicológicamente y acabamos muriendo. Por otro lado, existe la realidad exterior; el contexto social-cultural-económico de nuestra época, las demás personas con las que coincidimos en tiempo y espacio, hechos ajenos que nos afectan directamente, etc. Nosotros acabamos desapareciendo del mapa pero el universo persiste eternamente.
Dependiendo de factores como la educación recibida, la sociedad, cultura imperante y los genes de cada u…

El club de los poetas muertos

La película gira en torno al pensamiento crítico y a la necesidad interior de propagarlo del profesor de literatura, John Keating, quien no duda en abrir las mentes de los estudiantes para introducirles el concepto Carpe Diem (el texto de la foto).
Y es que ambos son conceptos que se necesitan mutuamente. No es posible ejercer el pensamiento crítico si no se tiene una filosofía de vida en la que tu Yo interior te urja a aprender lo máximo posible, a ser lo máximo posible, a ayudar lo máximo posible y por tanto, a vivir lo máximo posible. Es totalmente necesario el querer vivir plenamente, para poder llegar a tener alguna posibilidad de hacerlo.
Al mismo tiempo, ejercer correctamente el concepto Carpe Diem requiere del pensamiento crítico en la medida de que hace falta romper con las “normas preestablecidas” para tener la posibilidad de vivir al 100%. Es indudable que nos tenemos que adaptar a la sociedad pero siempre desde nuestro yo, sin quebrar nuestra alma para que sea capaz de am…