miércoles, 8 de febrero de 2012

Simulación virtual: Parte I, Universo simulado

inmersion digital

Hoy en día, son pocos los que jamás hayan escuchado la posibilidad de que estemos viviendo en una simulación virtual, al estilo Matrix. También son pocos los que nunca hayan meditado sobre la posibilidad de que estemos siendo los protagonistas de una película, siendo grabados por cámaras en todo momento, y seamos los únicos que no lo sepamos, al estilo el Show de Truman.

No obstante, hoy me dispongo a ofreceros una visión distinta de la realidad, me dispongo a introducirme en lo más profundo de vuestra alma y a pellizcárosla. Os ofreceré pruebas, preguntas, hipótesis, teorías, con la intención de sumergiros en la más amenazante oscuridad de vuestro yo. Os aseguro cien por cien que nada de esto va en broma. Hay muchas posibilidades de que realmente todo esto sea artificial.

¿Cómo lo voy a hacer?. Pues esforzándome mucho en traducir todo lo que, a mi parecer sea de carácter excesivamente científico, a un lenguaje entendible. Aunque mínimamente sí hace falta algún conceptillo de física para poder entenderlo perfectamente, sin tener ni idea de física se puede captar la idea sin problema. Empecemos entonces.

De simularse un universo y seres conscientes de sí mismos, tal como somos nosotros, la pregunta es obligada ¿Es posible simular una conciencia?. No es de locos suponer que una civilización avanzada con un altísimo nivel tecnológico pueda simular un universo, al fin y al cabo, todo lo que vemos, sentimos y vivimos se traduce en leyes físicas. Incluso nosotros, los animales, parece que nos movemos por pequeños impulsos eléctricos, fáciles de simular por un ordenador pero… ¿es posible simular la conciencia? ¿Es posible simular lo que nos hace personas?.

circuito digital
En un principio es posible implementar una mente consciente en un sustrato informático como por ejemplo, procesadores de silicio, ya que lo que nos permite tener experiencias conscientes no es la materia del cerebro, sino su arquitectura computacional. No es necesario por tanto una red bioneuronal basada en carbón para recrear la mente humana. Computadoras cuánticas, computadoras de materia nuclear o de plasma, podrían en teoría replicar estructuralmente estos procesos cerebrales a micro escala.

Superando este primer escollo nos hemos encontrado con el segundo, hemos dado por hecho que se puede simular fácilmente un universo pero… ¿Qué endemoniada capacidad computacional haría falta para simular no tanto una mente (que posiblemente no sea excesivamente complicado), sino el universo entero?

Según las aproximaciones calculadas por nuestro amigo Bostrom, el poder computacional del cerebro humano es de 10^16 - 10^17 operaciones por segundo (signifique lo que signifique eso). Para simular la historia entera de la humanidad sería necesario 10^33 – 10^36 operaciones por segundo y para que podáis entender estas cifras, decir que un ordenador con la masa de un planeta puede ser capaz de realizar 10^42 operaciones por segundo, eso sí tenemos solo en cuenta la tecnología hoy conocida. Y parece obvio pensar que la tecnología seguirá mejorando. Por tanto, aunque costoso, parece que no será un problema conseguir la capacidad necesaria para dicha simulación.

Una vez hemos llegado a la conclusión de que computacionalmente es posible simularlo todo, hacen falta las pruebas que nos puedan convencer de que realmente estamos en un universo simulado y estas pruebas no pueden ser, sino anomalías o errores de programación en las leyes matemáticas que rigen el universo. Lo que viene siendo, encontrar alguna cosa rarilla de co*ones en el universo que carezca de lógica.

En 2001, los físicos Paul Davies y John Webb detectaron una de estas posibles anomalías. Observando un Quasar muy lejano - y por tanto la información que recibieron de él no era actual, sino antigua, debido a lo que tarda la luz en llegar a nosotros - descubrieron un cambio en una constante universal, posiblemente la velocidad de la luz, lo cual es totalmente ilógico puesto que estas constantes son universales e inmodificables.

Por supuesto, no os quiero engañar, existen más teorías que pueden explicar este cambio en la velocidad de la luz pero como veremos a continuación encaja perfectamente con el siguiente punto.

Cuando antes he dicho que computacionalmente era posible simular el universo, en cierto grado mentía, como podéis imaginar no es tan fácil. Pero sí que sería mucho más sencillo simular con gran detalle aquello con lo que realmente fuésemos a tener más contacto las criaturas simuladas y dejar las galaxias lejanas o por ejemplo, el núcleo de la tierra (al que nunca accederemos) con un nivel de detalle muy bajo.

Pues bien, es aquí donde la observación publicada por Davies y Webb podría encajar bien. Como he comentado antes, el Quasar estaba a tomar por saco, y es en ese lugar en el espacio, donde el programador pudo haber pensado que no hacia tanta falta simular ese sitio escondido del espacio con precisión de cirujano. Al fin y al cabo, si realmente fuese un fallo, la tierra habría existido 4550 millones de años antes de que vida inteligente descubriera esta primera anomalía, suficiente como para haber estudiado un poco como se forma la vida o las curiosas costumbres que los grandes seres humanos hemos adoptado.

Por otro lado, tenemos la prueba que más me gusta personalmente. Trata de un concepto muy simple de la recién descubierta física cuántica. A nivel subatómico las partículas no adoptan una sola posición física o trayectoria en el espacio hasta que las observamos en directo. Si lanzamos una de estas partículas contra una pared en la cual hay dos rejillas, al analizar más tarde el resultado, se puede ver que aunque hayamos lanzado una sola partícula, dicha partícula ha golpeado en dos sitios de la pared. Sin embargo, esto solo ocurre cuando no estamos observando el acontecimiento, ya que si así lo hacemos, podemos ver como nuestra querida partícula solo se estrellará contra la pared en un único lugar y solo adoptara por tanto una única trayectoria. La única diferencia entre ambos experimentos es, si el lanzamiento de la particula fue observado o no.

ciudad digital binaria
¿A donde quiero llegar con esto? Como los programadores sabrán cuando se desarrollan simulaciones por un tema de eficiencia en el uso de recursos, se omiten o dejan de ejecutar todas las partes del programa que en un momento dado no interesan para mantener la sensación de realismo. Por ejemplo, si estamos dentro de una casa, solo se ejecutaran los trozos de código necesarios para que podamos ver los objetos que están dentro de la habitación donde nos hallemos, mientras que los restantes permanecerán “ocultos”, sin ejecutar y por tanto, sin consumir recursos de la computadora. Al igual que hasta que no observamos una partícula no tiene posición exacta, la habitación no surge hasta que entramos en ella… El mecanismo parece similar.

Yendo un poco más lejos, en caso de que fuera verdaderamente posible que el ser humano pudiera simular un universo donde a la vez, con el tiempo surgieran nueva vida inteligente, cabría pensar que con el tiempo, estos seres del universo simulado, acabarían creando ellos también otro universo simulado, fuera cual fuera su intención. Esto nos lleva a pensar que por ejemplo, de un solo universo “real”, podrían crearse infinitos universos simulados, y debido a que la tecnología en estos universos avanzaría más rápido que la tasa a la que el universo original se extinguiera, se podría afirmar que aunque el universo original fuera finito, los universos simulados tenderían a vivir para siempre.

Dejando volar nuestra imaginación, también puede ser que aunque nosotros no nos podamos dar cuenta, es muy posible que en caso de ser este un universo simulado, podrían estar corriendo nuestra simulación a 2x, 5x o a 200x, lo cual quiere decir que aunque para nosotros nuestro universo tenga 14 700 millones de años, en realidad y con la sola intención de estudiarnos, realmente en su universo “original” solo hayan pasado 1000 años. Hay un sin fin de increíbles posibilidades que no podemos ver o sentir, pero que a través del intelecto, pueden llegar a imaginarse.

Volvamos a la realidad (para nosotros ahora supuesta realidad). La única suposición que hemos tenido que afirmar para seguir con nuestro razonamiento es decir que simular un universo será posible en el futuro. Lo demás ha venido a cuenta de ello. Pues bien, puede haber gente que después de esta entrada pueda aceptar que vivimos en un universo simulado, puede haber gente que después de razonarlo, lo rechace o directamente gente que no lo quiere ni pensar. Pero lo que es irrefutablemente cierto es que si en el futuro (y no tiene porque ser muy lejano) el ser humano logra crear un universo más o menos perfecto, podríamos decir que casi con seguridad nos hallamos en uno de estos universos simulados. ¿Por qué? Porque de ser posible la simulación de un universo, cabría pensar que universos reales no habría muchos mientras que universos simulados podría haber millones de ellos y no hace falta haber cursado estadística para poder suponer las probabilidades de vivir en cada tipo de universo.


cara digital
¿Y si vivimos en un universo simulado?. Amigos y amigas, ¿tan importante es?. A mi parecer, no. Si ahora mismo estas sintiendo esa sensación de incomodidad, es porque todo lo que estás leyendo esta chocando dentro de ti, con la intuición innata que tienes de que eres un ser importante, casi vital. Cuando la realidad es que cada uno de nosotros no vale nada, no solo no aportamos nada al planeta, sino que contribuimos a hacerlo desaparecer. Polvo somos y en polvo nos convertiremos. Creernos mas importantes de lo que somos es un error en el que hemos caido a lo largo de la historia con frecuencia, que se lo digan a Galileo.

¿Qué es lo que nos debe importar entonces?. No me cansaré de decirlo; la felicidad, el bienestar. Puesto que aun siendo cierto que no somos imprescindibles, tenemos la habilidad de sentir y no hay nada peor en el mundo que sentir cosas desagradables. Sin embargo, si eres capaz de ser feliz, si eres capaz de hacer feliz a los demás, si eres capaz de vivir y no sentirte esclavo de este mundo, entonces no solo tendrá sentido vivir (sea donde sea), sino que además lo disfrutaremos como se ha de disfrutar una cosa así, el ser consciente de que se vive. 

Y si sigues tiritando de miedo debido a la gran posibilidad de la simulación, no caigas en el error de olvidarte lo que nos enseño Descartes. Piensas, luego existes. Sin importar dónde.

Os dejo un vídeo cortisimo donde se explica el experimento de la doble ranura antes expuesto.



8 comentarios:

  1. A mi no me acaba de convencer:

    En la física cuántica, por lo que tengo entendido (que no es mucho), no puedes saber en qué posición está una partícula, pero eso no quiere decir que esté en dos sitios a la vez.

    Por otra parte, apenas he encontrado información sobre la observación del Davies y Webb, y en la que he encontrado dejan muchos cabos sueltos. Hay muchas alteraciones que se podrían producir para obtener esos resultados, desde errores en las mediciones (mira la que se ha armado con los neutrinos, que se han medido un montón de veces y todavía no se ha asegurado nada), hasta atracciones gravitatorias, como la de un agujero negro, o un cuerpo con mucha masa.

    Segundo, ¿a qué llamas simular un universo?
    Es que no acabo de entender si a lo que te refieres es a crear materia virtualmente, lo cual lo veo imposible (no se puede crear algo de la nada), por mucha capacidad de computación que poseamos. Mediante programas no somos capaces ni de crear un mísero quark.

    Por otra parte me ha gustado mucho el blog, y te tengo que dar las gracias por hacerme pensar.

    Finalmente, quiero decir que estas son las pegas que yo le he encontrado, y que me gustaría oír tu respuesta, ya que es posible que me haya equivocado.

    ResponderEliminar
  2. La vida es demasiado profunda para las palabras, así que no trates de describirla, sólo vivirla.

    ResponderEliminar
  3. Para mi es un honor haberte hecho pensar Emilio :).

    Para empezar, decir que el mundo científico no es lo mío. Desde que descubrí la física cuántica siempre he sentido curiosidad sobre ella debido a su comportamiento “ilógico” y he intentado comprenderla pero claro está, ¡tengo unos límites!. Que yo soy más bien tirando a cortito.

    Como he puesto en la entrada quien defiende la teoría es Nick Bostrom, que es nada menos que es experto en transhumanismo (clonación, inteligencia artificial, mind uploading, criónica, nanotecnología), además de ser director de no sé cuantos sitios. Así que no voy a ser yo el que te responda a tus dudas, por no decir que ni los científicos se ponen de acuerdo en todo lo referente a la física cuántica. Pero he de insistir en que esta teoría no goza de mala reputación en el mundo científico.

    Es cierto que en ningún lado se dice que la física cuántica afirme que una partícula este en dos sitios a la vez, pero lo que sí es cierto que en cuanto no se observa la partícula no se sabe lo que pasa. Algunos dicen que no está en ninguna posición, otros dicen que están en infinitas posiciones. En esta entrada he dicho eso porque en el experimento de la ranura, CREO que una sola partícula puede pasar por las dos ranuras debido a este desdoblamiento. Pero puede ser que no también Emilio, no lo sé.

    En lo referente a lo de Webb, creía haberlo leído (además de en internet) en el último libro de Stephen Hawking pero ahora lo he buscado de nuevo y no lo he encontrado, así que a eso no tengo respuesta.

    Sobre lo de crear materia… podría haber salidas. Por ejemplo, quien programo nuestro universo en el código fuente ha podido programar esa misma regla, que la cantidad de materia no varié en el tiempo. La idea de la entrada es esa, fantasear, pero fantasear sobre algo que pocos científicos se atreven a desmentir. Incluso Stephen Hawking en su último libro, sin llegar a hablar abiertamente de ello, lo cita brevemente y previene al lector de la posibilidad.

    Igual no hace falta crear materia tal y como la conocemos nosotros. Simplemente imagínate que el famoso juego Los Sims, estos muñequitos tuvieran conciencia, ellos tendrían que creer a la fuerza que ese mundo es el único posible (y por tanto, real) y los objetos de dentro del juego, serian su materia.

    Pero amigo, lo que he dicho antes, la teoría es de Nick Bostrom, he leído que tiene libros, artículos, etc. Ah!! Por no decir que hay algunas cosillas que no he incluido en esta entrada pues el publico de mi blog no tiene por qué tener conocimiento alguno de matemáticas y sobre todo, me interesaba la idea y no tanto la matemática que impulsa la teoría.

    Un saludo grande y lo siento por no poder resolver mejor tus dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, hombre, sin problemas :). Se agradece la velocidad al contestar.

      Preguntaré a algunas personas más metidas en materia que yo, y si me dicen algo que destacar, te lo comento por aquí.

      Eliminar
  4. Bien para empezar, una entrada extensa jaja. No habíamos visto este registro de ciencia por estos lares, nos gustaría saber si vas a irte por estos derroteros, es que nosotros somos de letras puras y para saber si necesitamos alguna enciclopedia al lado para leerte XD.

    Bien conforme a lo que dices, simular no es más que igualar(no siempre a todo los niveles) algo. Una simulación está más ligado a la copia que al original. Nada que exista a día de hoy ni dentro muchiisimos años será capaz de crear o simular la mente humana(y ni siquiera hablo de aspectos fuera de la conciencia).

    Lo siento pero como tu bien apostillas, la ciencia tiene sus limitaciones, la religios tiene otras muchas, y nuestra mente también, con lo que alomejor algún día consigamos respuestas o las claves para entender y desentramar cada punto de nuestra existencia, cada punto del universo.

    Sinceramente hay preguntas que no creo que se contesten, o alomejor que es mejor que no se contesten. Hay que ver como el ser humano y todo lo que le rodea, siempre conforma un arma de doble filo. Donde avanzamos destruimos, donde creamos matamos, y donde buscamos aniquilamos. Seamos lógicos(científicos, empíricos), pero sobretodo cautos.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  5. Perfecto Emilio!

    Tranquilo Gobri, la ciencia y yo no somos muy amigos tampoco. Ella no me quiere :(. Sin embargo, si es cierto que hay cosas de la ciencia muy interesantes y ciertamente ligables a la filosofía y todo al mundo de las letras en general.

    Sisi, ya te digo que extensa... no se hace en un día :p.

    Otro saludo para ti!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Si me haz hecho pensar un poco en mis locas teorías también jaja
    coincido con la parte en "simular un universo" exactamente a que tipo de simulación te refieres?
    y bueno la parte que no me quedaba claro es la de si el universo real se extinguiera porque los virtuales deberían de mantener aun después de la extinsión del original?
    y hablando tengo muchas posturas y formas de ver la realidad (o la simulada jaja ) une estos cabos, al igual que yo de muchas maneras, fractales, matería, física cuántica, bucle, materia sin considerear el tiempo, el tiempo como una representación del movimiento, y la existencia de algo (materia) como si se desdoblara en camara lenta el movimiento (electrones girando)
    La aceleración de la materia, hace que aumente su masa, (quizás es que cada cosa este compuesta de otras cosas en cadena como fractales y al acelerar la materia podemos "pausarlas un poco" y se dejan ver )
    Los viajes en el tiempo, lo paranormal, o quizás todas las mentes del universo sean solo un pensamiento de la conciencia del propio cosmos, grandes cosas por hablar, quizás alguna ves, quizás.
    Saludos y siga adelante, en lo personal me gusta pensar, y curiosear
    el universo es infinito o al menos eso creemos, aun sigo pensando desde mis 6 años, y en donde se encuentra el universo? en donde está?
    saludos desde Lima, Perú!

    ResponderEliminar