Ir al contenido principal

Da vida

Donacion de sangre


Testimonio de Elvia

Mi nombre es Elvia, hace 12 años me enfermé de los riñones, justo cuando estaba por terminar el internado de medicina. No deje de pensar en todas aquellas cosa que pensaba hacer. Tuve que dejar de trabajar, veia a mis otros compañeros avanzar en sus carreras.

Fue muy dicifil para mi y para mi familia afrontar esto. Estuve internada tres veces cada una por un episodio de convulsiones. Mi hermana fue un gran apoyo, ella se quedaba amaneciendo conmigo en el hospital. Y estaba dispuesta a donarme un riñón. Pero resultó incompatible. Mis padres tampoco podian ser por la edad y otras dolencias que los descartaban como donantes. Alli fue donde todos entramos en una crisis. Me inscribí en una lista de transplante y tuve que esperar por dos años. Hasta que llegó el día, gracias a alguien que donó sus riñones, recuperé mi vida...

Lo primero que pensé era trabajar de nuevo. Después de ocho años, pude estudia de nuevo, me casé y pude continuar uno de mis grandes anhelos... atender en un consultorio a quienes me necesitan.

http://www.donaciondeorganos.org/historias-de-vida/70-elvia

La gente tiende a exculparse de los males del mundo culpando a los de arriba cuando lo cierto es que todos podemos dar pasos de gigante para mejorar el planeta. ¿Y qué decís si esto es posible sin dar nada a cambio? A muchas personas les destruiría sus antiguas creencias. Me refiero a la donación de sangre, y la de órganos. Y ahora me pongo serio.

Si no eres de los que donan sangre me podrías razonar, ¿Cuál es el motivo por el que no te importa dejar morir a la gente? 9 de cada 10 personas necesitareis sangre; ya sea para ti, para un familiar o para ese amigo a quien tanto quieres, y de algún lado saldrá. Como ayer me dijo mi ama, de bien nacidos es ser agradecido.

Y fíjate, que ni siquiera me he tenido que poner modo altruista para darte razones obvias en aras de que inviertas 15 minutos de tu vida donándola. Porque claro, cuando seas viejo y casi no te puedas mantener en pie querrás que alguien gaste su tiempo en ti, pero vaya, tú para que leches vas a ayudar a otra persona que necesita de algo, que no te cuesta nada proporcionarle.

Por otro lado, tenemos la donación de órganos, la cual es un ejemplo todavía mucho más claro sobre a donde quiero llegar. Puedes explicarme en que te afecta a ti donar órganos… ¿después de haber muerto? Pues nada, no te cuesta nada. Y sin embargo a la otra persona le das la vida.

Sé perfectamente que yo no soy quien para daros lecciones de moralidad. Pero creo solemnemente que concienciarse mínimamente es bueno para el desarrollo de cada persona. ¿Duele donar? Pues un pinchacito si se nota, pero os aseguro que duele más levantarse por la mañana.




Comentarios

  1. Hermoso, claro, sicero, simple, y cierto sobretodo cierto!!!

    Gracias, nada más que gracias...

    Un saludo GoBri

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Confianza y tranquilidad

Hasta el imprevisto más grande se puede solucionar en poco tiempo con un buen estado anímico y el más pequeño alargarse y atragantársete con uno inadecuado. Entre los elementos que conforman un buen estado de ánimo, he optado por hablar de la confianza y de la tranquilidad porque son los que en este momento concreto de mi vida más aprecio. Que habitualmente no se den como estado natural de las cosas, no quita para que en la medida de lo posible y sin ofuscarse, se busquen. De la afirmación escrita al principio se pueden obtener una serie de conclusiones sencillas pero fundamentales sobre algunas elecciones que hacemos en la vida. Conviene rodearse de amigos que generen un buen ambiente y por tanto, tranquilidad; para no malgastar ni siquiera una gota de tu energía mental en protegerte del veneno que emiten las malas relaciones. Por supuesto, tener numerosos amigos no es necesariamente bueno. Existen bastantes personas que poseen escasos amigos pero mucho más valiosos que l

El ser humano completo

El convertirse en un ser humano completo debería ser objetivo principal de todas las personas a lo largo de sus vidas. Nacemos animales, primarios, donde lo que nos rige es el cerebro reptiliano. Sin embargo, tenemos la increíble posibilidad de llegar a ser personas, y por tanto, a alcanzar una felicidad de nivel más elevado. Un hombre completo es todo lo contrario a aquella persona que trabajaba en las fábricas de la revolución industrial. Un hombre que durante meses y meses colocaba arandelas en tuercas sin descanso. Este hombre no era considerado un ser humano, sino un animal. Estaba totalmente alienado. En la actualidad, está de moda criticar al hombre occidental por perder mucho tiempo viendo “el sálvame y el fútbol”, pero al igual que sucede cuando se habla mucho y se hace poco, darse cuenta de un mal hábito no sirve de nada si no se investiga no solo porque lo hacemos, sino también que podemos hacer para esquivar este errático comportamiento en nuestras vidas y pod

Ética. Parte 2: Definición y modos de comprender lo moral

El libro en el que me he basado para la parte 2 y 3 de esta serie de entradas se titula “Ética”, de Adela Cortina y Emilio Martinez. Se trata de un libro escrito con propósito educativo y que encaja perfectamente como material básico para las siguientes publicaciones. He modificado parte del texto citado para que se entienda mejor y encaje mejor con la estructura de la entrada. Ética La ética es la rama de la filosofía que estudia la bondad o la maldad de los comportamientos. Tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. Filosofamos para encontrar sentido a lo que somos y hacemos; y buscamos sentido para colmar nuestras ansias de libertad, dado que la falta de sentido la experimentamos como cierto tipo de esclavitud. Con el objetivo de encontrar dicho sentido a la vida, la ética se dedica a la reflexión sobre la moral. Pretende explicar los concep

Términos y condiciones de uso

Que nadie me escupa cuando menosprecie su conocimiento cultural. Que nadie se enrabie cuando no me posicione a su favor en debates altamente dogmatizados. Que nadie se enoje al leer mis críticas sobre lo poco práctico de actuar en base a una determinada ética. Que nadie se irrite cuando le diga que su relación sentimental le ha condenado por siempre. Que nadie me atice cuando le defina como un estúpido animal preprogramado. Porque será alguien como yo quien le guie cuando muera en vida, cuando se dé cuenta de que la vida no tiene sentido per sé y necesite de consejos no-basados en conocimiento interesadamente absorbido para evitar confrontar el desierto de lo real .

El club de los poetas muertos

La película gira en torno al pensamiento crítico y a la necesidad interior de propagarlo del profesor de literatura, John Keating, quien no duda en abrir las mentes de los estudiantes para introducirles el concepto Carpe Diem (el texto de la foto). Y es que ambos son conceptos que se necesitan mutuamente. No es posible ejercer el pensamiento crítico si no se tiene una filosofía de vida en la que tu Yo interior te urja a aprender lo máximo posible, a ser lo máximo posible, a ayudar lo máximo posible y por tanto, a vivir lo máximo posible. Es totalmente necesario el querer vivir plenamente, para poder llegar a tener alguna posibilidad de hacerlo. Al mismo tiempo, ejercer correctamente el concepto Carpe Diem requiere del pensamiento crítico en la medida de que hace falta romper con las “normas preestablecidas” para tener la posibilidad de vivir al 100%. Es indudable que nos tenemos que adaptar a la sociedad pero siempre desde nuestro yo, sin quebrar nuestra alma para que s