lunes, 9 de enero de 2012

Y tú que sabes

hacia adelante

Cada era, cada generación, tiene unos supuestos inherentes, que la tierra es plana, que la tierra es redonda, etc. Hay cientos de supuestos ocultos, cosas que damos por sentadas y que pueden ser ciertas o no. Desde luego históricamente, en la inmensa mayoría de casos no son ciertas. Así que es de suponer que si nos guiamos por la historia, muchas cosas sobre el mundo que damos por sentadas, son básicamente falsas, pero estamos atrapados en esos preceptos, a menudo sin saberlo.

¿La salvación?, el libre pensamiento. Deja de creer en mitos, decídete a salir de la caverna y empieza a vivir.

3 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo... Sino llegará el día en el que la puerta de la ceverna se cerrará y te arrepientas de no haber salido de ella antes...

    Un saludo!

    Xipo "En el mundo perdido" -Participante en la categoría de "viajes"

    ResponderEliminar
  2. El problema es que la caverna tiene más de una salida y no siempre es fácil saber por cuál se debe salir. Antes los mitos se relacionaban con la otra vida. Ahora eso ha perdido fuerza, pero se ha cambiado por la preocupación por la vida presente y el futuro próximo. ¿Cuál es el alcance real del cambio climático? ¿Son nocivas o no las radiaciones móviles? ¿Son realmente peligrosos los vegetales modificados genéticamente? Pensar libremente no creo que nos vaya a liberar de esos preceptos que son, como dices, probablemente falsos, porque hay demasiadas cosas que no controlamos, de las que no tenemos ninguna certeza y sobre las que cada uno dice una cosa diferente (apoyados incluso en investigaciones diferentes). Eso sí, probablemente haga la vida de todos algo más interesante y quizá se pueda descubrir algún precepto que sí sea verdad.

    ResponderEliminar
  3. Lo primero, ¡muchas gracias por comentar!

    Todo lo que dices es irrefutablemente cierto. Sin embargo, claro que es cierto que salir de la caverna te puede llevar a equivocaciones, pero dentro de la caverna no se vive mejor. Solo hace falta fijarse en las tasas de estrés, infelicidad y suicidio (por decir algunas) que tenemos a nuestro alrededor.

    Ademas, yo no he hablado en ningún momento de que el objetivo sea conocer la verdad absoluta. El objetivo es simple y llanamente pensar. Pensar es un fin en si mismo. El universo tiene tendencia natural a crear seres vivos que piensen. Lo tenemos dentro de nosotros. Somos pensamiento.

    A día de hoy, podríamos casi decir que somos mitad animal, mitad ser humano, y quien no es capaz de pensar, de desarrollar un pensamiento critico, tiene mas de animal que de ser humano. Y creo, que en eso estamos de acuerdo todos.

    ResponderEliminar