Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

La ilusión del amor

El amor es una ilusión. Una ilusión de felicidad. Una ilusión que te hace ver todo de otro color. Que le da sentido a tu vida. Y hay quienes desean vivir la mejor y más preciosa de las ilusiones, y los hay que simplemente desean vivir la realidad, habiendo aprendido con anterioridad la mentira que representa el amor para la raza humana. Corrupta por naturaleza.
Porque ya no es del todo cierto que las persones se enamoren. El amor caducó. O puede que desde que Adam y Eva cometieran pecado, siempre lo haya estado. El amor - como tantas otras palabras con inmenso poder para iluminar en las personas, la más inocente de las sonrisas - perdió su significado en un mundo carente de valores y falto de sinceridad, empatía y bondad.
La sola idea de vivir una ilusión me repugna. Somos la sociedad de la infelicidad pues mamamos directamente de la fuente de la codicia y de la envidia, y eso nos hace sobrevivir en esta vida a costa de vender nuestra alma. Y las de alrededor.
El amor se finge. Donde ha…

El cerebro

El cerebro puede hacer millones de cosas distintas. Las personas deberían de saber lo increíbles que son en realidad, y lo increíble que son sus mentes y no solo tienen en la cabeza algo increíble que puede hacer grandes cosas por ellos, algo que nos puede ayudar a aprender, nos puede cambiar, adaptar, convertirnos en algo mejor de lo que somos en realidad; también puede ayudar a transcendernos a nosotros mismos. Puede que haya alguna forma de que nos lleve a un nivel superior de existencia, en el que podamos entender el mundo de forma más profunda, en el que podamos entender nuestra relación con las cosas, y la gente con más profundidad y que tanto nosotros como nuestro mundo tengamos más sentido, podemos demostrar que en nuestro cerebro hay una parte espiritual que es accesible por nosotros.


La fuerza del pasado

Una de las cosas bonitas de tener un blog donde escribo mis pensamientos y sensaciones, es ver cómo van evolucionando a través del tiempo. Hace ya casi 15 meses escribí sobre la fe y me dispongo a retomar dicha entrada para reflexionar sobre ella. Para poneros en sintonía, os la copio también aquí:

Esta semana ha sido especialmente dura, mucho trabajo, escasa recompensa y por si fuera poco, mala suerte, MUY MALA SUERTE JODER. Nunca me había parado a pensar sobre que es la fe. Y como si nada, lo comprendí. Estaba acostado en la cama meditando sobre la semana pasada, la puta semana pasada, y por primera vez en mi vida me encontré pensando en que debo tener fe, fe en el futuro, fe en mí mismo.
La fe es ciega, pues no se fundamenta en nada material. La fe es la firme convicción de que algo es verdad, o de que lo será. La fe es depositar absoluta confianza en algo o alguien, sin prueba alguna. La fe es tener esperanza. En definitiva la fe es fuente de fuerza interior.
Porque si piensas que es…

Y tú que sabes

Cada era, cada generación, tiene unos supuestos inherentes, que la tierra es plana, que la tierra es redonda, etc. Hay cientos de supuestos ocultos, cosas que damos por sentadas y que pueden ser ciertas o no. Desde luego históricamente, en la inmensa mayoría de casos no son ciertas. Así que es de suponer que si nos guiamos por la historia, muchas cosas sobre el mundo que damos por sentadas, son básicamente falsas, pero estamos atrapados en esos preceptos, a menudo sin saberlo.
¿La salvación?, el libre pensamiento. Deja de creer en mitos, decídete a salir de la caverna y empieza a vivir.

La filosofía e internet

De nuevo os traigo al donostiarra Fernando Savater. Se trata de un pequeño video de cuatro minutillos donde principalmente habla sobre internet hoy en día, aunque toca también alguna otra materia. Mi opinión ya la sabéis, de hecho hace un par de semanas escribí una entrada titulada desconectar, donde trato precisamente parte de este tema.
A modo de resumen de mi modo de pensar os diré que, creo que hay que saber utilizar internet y no me refiero a tener que estar todo el día leyendo el periódico, sino principalmente a dos cosas:
Primeramente me parece de una gran importancia el no caer en la tentación de utilizar las redes sociales con la intención de exhibirte, como actualmente ocurre entre la juventud. ¿Por qué? Porque no aporta nada a nadie y además, tú sales claramente perjudicado, pues puedes caer en el error de pensar que salir guapo en tres fotos puede hacerte acabar con una novia guapísima y que te solucione la vida sentimentalmente. Y haciendo esto no solo te llevará justament…