jueves, 1 de septiembre de 2011

Alegoría de la vida

¿Estamos totalmente determinados al nacer por nuestra estructura cerebral o podemos decir que cerebro humano goza de libre albedrío?

Experimentos repetidos en varios laboratorios parecen indicar que el libre albedrío es una ficción. Si en el futuro otros experimentos indicasen su existencia tendríamos que revisar esta opinión. Es difícil aceptarlo, ya que todos tenemos la impresión subjetiva de ser libres. Pero durante veinte siglos hemos tenido la impresión subjetiva de que el sol se movía alrededor de la tierra y ha resultado ser falsa.

Ante tal cuestión solo tenemos una salida, esforzarnos por vivir activamente, tener voluntad de vivir pero... ¿acaso no estamos también predestinados a querer hacerlo o no? Menudo lío colega.

Somos como partículas de agua que fluyen por un río. Nacemos en lo alto de la montaña, llenos de vida, frescura y belleza, con todo el trayecto todavía por hacer. Descendemos al principio a toda prisa, arrasando lo que se ponga en frente nuestro y ansiosos de experiencias. A menudo el río se bifurca y subjetivamente crees poder elegir tu camino, pero objetivamente es una ardua tarea, pues es misión casi imposible abrirte paso entre las millones de partículas de agua que han coincidido contigo en este espacio y época. Y todo para acabar fundiendonos con el todo en el mar y perder nuestra identidad única, sin posibilidad alguna de evitarlo.

3 comentarios:

  1. Es un tema... ¿somos realmente libres? O en el cerebro no hay hueco para el libre albedrío y todo son células y corrientes electricas que se mueven sin más...
    yo prefiero creer que somos libres, pero es realmente complejo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu articulo, te pido permiso para compartirlo con tu nombre, tengo una pagina de psicología y entra muy bien el tema... Muchas gracias

    Logoterapia Cancun

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que tienes permiso :), un saludo!

    ResponderEliminar