martes, 24 de mayo de 2011

Respeto

Los jóvenes y no tan jóvenes están pidiendo respeto. Piden respetar sus libertades, respetar el poder soberano que tiene cada uno por ser parte del pueblo. Dicen querer ser tratados como seres humanos pero quien ha detallado y especificado ¿Quién es un ser humano y quién no? ¿Quién ha dicho a qué personas hay que respetar y a quienes no? ¿Quién dice que razas hay que menospreciar y cuáles no? ¿Quién dice que ideas políticas hay que respetar y cuáles no? Y sin embargo, las respuestas a todas estas preguntas parecen estar claras puesto que dependiendo de sobre cual ser humano hablemos, parece que actuamos y pensamos distinto.

Señores y señoras de #Acampadadonostia, estáis indignados porque no se os respeta como ciudadanos pero ¿respetáis vosotros a nuestros inmigrantes como ciudadanos? ¿Les miráis como a uno más? ¿Les tratáis como a uno más? ¿Defendéis sus derechos como ser humano?

Señores y señoras de #Acampadasol, estáis indignados porque no se os respeta como ciudadanos pero respetáis vosotros a los vascos que han votado a Bildu? ¿Les miráis como a uno más? ¿Les tratáis como a uno más? ¿Defendéis sus derechos como ser humano? Yo no les he votado pero les respeto enormemente, yo no hablo bien euskera pero respeto que pidan su oficialidad, no solo porque puede ser más o menos lógico, sino porque es lo democrático, y a veces se gana y otras se pierde pero siempre dentro del respeto y la integración de ideas y culturas.

Todos valemos igual joder. Seamos un español de pura cepa, un subsahariano con pocas esperanzas de sobrevivir, un latinoamericano en busca de trabajo o un vasco que quiere independizarse. Les decimos a los políticos que no practiquen la doble moral, que se rijan solo por la ética y no por sus intereses pero ¿lo hacemos nosotros así individualmente?

No podéis abolir el imperio de la doble moral si vosotros también la utilizáis. No podéis pedir políticos no corruptos, que no roben, cuando muchos de vosotros puede ser que seáis los primeros en evadir impuestos, robar en los supermercados o símiles a vuestro vecino más cercano.

Yo estoy con vosotros, soy uno más en contra, pero la fuerza necesaria para llevar el movimiento adelante no la hemos de buscar fuera de nosotros. Ni siquiera dentro de colectivos tales como la plataforma Democraciarealya o el Movimiento 15M, sino dentro de nosotros mismos y de nuestra manera de ser y actuar. Si pedimos respeto, respetemos nosotros a cada persona del mundo. Cualquier ser humano vale lo mismo aunque seamos o pensemos radicalmente distinto.

0 commenti:

Publicar un comentario