lunes, 30 de mayo de 2011

Las batallas silenciosas

Las batallas silenciosas solo las puede ganar quien no se molesta en hacer ruido. Quien hace del silencio su escudo y de sus actos la espada.

Son largas y demuestran constancia. Como el ir y venir sin cesar de las olas contra las piedras, sabedoras de que tarde o temprano las reventaras en pedazos. Como la muerte sabe que tarde o temprano ganara su particular batalla.

Son batallas contra ti mismo (autosuperacion), pero también pueden ser batallas contra otra persona (el demostrarle a alguien que eres el mejor) o simplemente contra el mundo (las actuales acampadas).

Resultan grandemente desgastadoras y desmoralizadoras, y a menudo debido a la naturaleza de la misma, no hay persona en quien apoyarse para que te eche una mano, pues eres tú y solo tu quien debe superarse. Uno debe sonreír aunque le escaseen las fuerzas, aunque en ese momento, vaya perdiendo la batalla. No demuestra la fuerza física, dada por la naturaleza, sino la fuerza de tu alma, la que has ido ganando y desarrollando a lo largo de tu vida. La fuerza que te impulsa hacia adelante en esta vida.

Son batallas donde solo priman los hechos. Si debes demostrarle a alguien lo responsable que eres, eso mismo, debes serlo. No solo decir que lo eres. Y normalmente cuesta sudor y lágrimas demostrárselo a alguien. Si debes demostrarle a alguien la fuerza de voluntad que tienes, eso, debes hacerla ver, no decirla. Si quieres demostrarle a alguien tu valía, debes demostrárselo, no decírselo.

Lo que ha ocurrido con la acampada en Barcelona es un gran ejemplo de una gran victoria en una de estas batallas. El intento agresivo por parte de los Mossos d'Esquadra de echar a los indignados de la plaza Cataluña, solo ha servido para darles un set a favor de los últimos. Es su silencio quien les ha dado la victoria. Es la constancia y el bien hacer, los motivos por los que han ganado. Si se quiere que algo dure en el tiempo, la manera de lograrlo ha de ser asi, pues todo lo que se consigue con las armas, se pierde con las armas. Igual que el que te quiere por dinero o prestigio, te deja por la misma razón.

Podemos situar en esta misma esfera las figuras de Gandi, Jesucristo o la Madre Teresa de Calcuta. Posiblemente débiles físicamente pero moralmente intachables y con tanta fuerza de voluntad que consiguieron cambiar al mundo solo con sus actos silenciosos y pacificos.

Las batallas silenciosas son las verdaderas batallas en la vida, gánalas y estarás un poco más cerca de optar a la felicidad, piérdelas y estarás un poco más cerca del fracaso.

Sin ningún genero de duda, la batalla más importante de la vida es aquella que se pelea diariamente en los silenciosos aposentos del alma.

martes, 24 de mayo de 2011

Respeto

Los jóvenes y no tan jóvenes están pidiendo respeto. Piden respetar sus libertades, respetar el poder soberano que tiene cada uno por ser parte del pueblo. Dicen querer ser tratados como seres humanos pero quien ha detallado y especificado ¿Quién es un ser humano y quién no? ¿Quién ha dicho a qué personas hay que respetar y a quienes no? ¿Quién dice que razas hay que menospreciar y cuáles no? ¿Quién dice que ideas políticas hay que respetar y cuáles no? Y sin embargo, las respuestas a todas estas preguntas parecen estar claras puesto que dependiendo de sobre cual ser humano hablemos, parece que actuamos y pensamos distinto.

Señores y señoras de #Acampadadonostia, estáis indignados porque no se os respeta como ciudadanos pero ¿respetáis vosotros a nuestros inmigrantes como ciudadanos? ¿Les miráis como a uno más? ¿Les tratáis como a uno más? ¿Defendéis sus derechos como ser humano?

Señores y señoras de #Acampadasol, estáis indignados porque no se os respeta como ciudadanos pero respetáis vosotros a los vascos que han votado a Bildu? ¿Les miráis como a uno más? ¿Les tratáis como a uno más? ¿Defendéis sus derechos como ser humano? Yo no les he votado pero les respeto enormemente, yo no hablo bien euskera pero respeto que pidan su oficialidad, no solo porque puede ser más o menos lógico, sino porque es lo democrático, y a veces se gana y otras se pierde pero siempre dentro del respeto y la integración de ideas y culturas.

Todos valemos igual joder. Seamos un español de pura cepa, un subsahariano con pocas esperanzas de sobrevivir, un latinoamericano en busca de trabajo o un vasco que quiere independizarse. Les decimos a los políticos que no practiquen la doble moral, que se rijan solo por la ética y no por sus intereses pero ¿lo hacemos nosotros así individualmente?

No podéis abolir el imperio de la doble moral si vosotros también la utilizáis. No podéis pedir políticos no corruptos, que no roben, cuando muchos de vosotros puede ser que seáis los primeros en evadir impuestos, robar en los supermercados o símiles a vuestro vecino más cercano.

Yo estoy con vosotros, soy uno más en contra, pero la fuerza necesaria para llevar el movimiento adelante no la hemos de buscar fuera de nosotros. Ni siquiera dentro de colectivos tales como la plataforma Democraciarealya o el Movimiento 15M, sino dentro de nosotros mismos y de nuestra manera de ser y actuar. Si pedimos respeto, respetemos nosotros a cada persona del mundo. Cualquier ser humano vale lo mismo aunque seamos o pensemos radicalmente distinto.

sábado, 21 de mayo de 2011

Miedos

De entre todos los miedos, el más extraño y difícil de describir sea seguramente el miedo a la muerte. Nadie es capaz de explicar que es vivir, muchas personas ni siquiera se esfuerzan por hacerlo y sin embargo tienen miedo a morir.

Creo (y digo creo porque estoy hablando de palabras mayores) que yo no lo tengo. No tengo miedo a morir. Nunca me ha asustado dejar de vivir.

Me gusta mucho discutir con mis amigos sobre temas de este tipo y siempre se quedan un poco en shock cuando les explico lo que pienso. Pienso que no vivir ha de ser muy gratificante. Pues en la nada, nada hay y el sufrimiento ya no existe. Al igual que el tiempo. Nada de qué preocuparse.

Vivir es bonito, conoces gente que se cruza en tu camino. Ríes, cambias opiniones, aprendes. Amas, eres amado. Pero morir es paz, esa paz que en vida nunca vas a conseguir, y todo tipo de tormentos, traumas y problemas sin solución, se desvanecen en la nada.

Pienso que vivir es una oportunidad que todos hemos de aprovechar al máximo pero no se ha de temer a la muerte, no tiene ningún sentido pues no es nada malo. Hablando a nivel del Cosmos, tu vida no te pertenece, tu eres parte de un todo, de una raza. Estas aquí para ayudar a que nuestra raza no desaparezca. Por tanto no se puede decir que la muerte te arrebata algo y desde aquí aconsejo a quien tanto miedo le tenga, que aprenda a vivir (a pensar) y quizás un día se sorprenda de los resultados.

Si tengo que ser sincero, mi mayor y casi único de mis miedos (además de que mi familia me obligue a comer yogures caducados) es el sufrimiento. Pues no tiene cura ni remedio. Tu mundo se tiñe de negro, en la más oscura desesperanza y pierdes las ganas de vivir. No se lo desearía ni a mi peor enemigo.

jueves, 19 de mayo de 2011

Hiritar haserretuak - Ciudadan@s indignad@s

Antes de empezar quisiera hacerme entender. Yo no soy un revolucionario. Ni siquiera me considero una persona realmente activa en la sociedad. Pero pienso, que el ser humano tiene ya muchos problemas con sus vidas individuales, como para que encima, se nos junten tantos otros por la política y toda la gente que la rodea.

Además, y a mi parecer lo más importante, todos necesitamos formar parte del mundo, todos tenemos la pretensión de querer ser alguien en esta vida y no debe ser la política, la que nos impida tomar decisiones importantes sobre la misma.

Como ayer os comenté, asistí a la primera asamblea ciudadana donostiarra y debatimos entre las 300 personas presentes el futuro de este movimiento.

Entre las cosas que se comentaron quizás la más importante es la de seguir adelante después del 22M. Se les debe hacer ver que esto no es un simple tema relacionado con las elecciones, no es una revuelta contra todos los políticos y contra el sistema actual democrático. Va mucho más allá. Se trata de una revolución social, de una evolución a nivel individual que tras meditar, personas independientes unas de otras, se han dado cuenta de que aquí pasa algo. La vida política no tiene por que ser así. Tras más de 30 años de democracia, hemos evolucionado y el sistema se ha quedado anticuado.

Al tratarse de la primera asamblea, se trataron temas sobre la organización de tareas y funciones. También se pasó un cuaderno con la intención de que cada uno ponga sus inquietudes y temores sobre el sistema político-social. Lo cual me parece una idea excelente, no solo servirá para que nuestras ideas se tengan en cuenta, sino para unificar un poco más el movimiento.

Además, tanto personas de la calle como veteranos de guerra tuvieron su turno con el altavoz para explicarnos a los demás, ideas que habían tenido y que tenían en mente para dar fuerza al movimiento.

Una persona nos preguntó que si los políticos trabajan para nosotros... ¿Por qué no somos nosotros los que les pongamos el sueldo? Me parece una idea genial. No malentendáis el asunto, aquí nadie quiere que trabajen gratis, pero creo que si podríamos llegar a un acuerdo hablando.

Un tema muy concurrido fue el de los referéndums. Aunque desgraciadamente en muy pocos sitios están a la orden del día, la idea teórica es simplemente genial. En España no se ha contado con nuestras opiniones desde hace mucho tiempo y hasta podría ser comprensible debido a la dificultad que conlleva contar todos los votos de un país, pero hoy en día con los DNIs electrónicos y tantas otras tecnologías disponibles, no sería complicado cada cierto tiempo realizar algún tipo de votación sobre las leyes propuestas.

Para terminar, es importante mencionar que los que están acampados necesitan comida, cartones, papel de pancarta, bolígrafos y todo el material que les pueda servir de ayuda.

Hoy hay convocada otra asamblea a las 8. Si las condiciones me lo permiten, allí estaré.

miércoles, 18 de mayo de 2011

“Spanish Revolution”

Es hora de dejar de leer, escribir y actuar. Los seres humanos necesitamos sentirnos alguien en el mundo. Es hora de que cada uno de nosotros actué, pues sus actos se expandirán de manera exponencial a través de sus amigos y conocidos.

Como muchos sabréis estamos en plena “Spanish Revolution”. Un movimiento principalmente iniciado a favor de una democracia real, donde los ciudadanos también cuenten. En este movimiento están también incluidos todo tipo de temas referentes a la ética y moral ciudadana-política. Lo que me gusta de esta revolución es que cada uno lo puede vivir de diferentes maneras debido a los múltiples temas que toca.

Esta revolución tiene muchas virtudes pero igualmente puede tener defectos. La principal reivindicación es el querer participar en el mundo más activamente, el querer difundir un pensamiento propio, el ser más libre… ¡pero cuidado! Para vivir libre se ha de pensar libremente, no se ha de seguir la revolución por “meterse con alguien”. No se puede seguir esta revolución a la ligera, sin tener un pensamiento propio, sin tener un objetivo propio, pues te estarías moviendo en la misma esfera en la que siempre has estado y es lo que se quiere evitar, el “voy a dónde va la gente”.

Esta revolución va más allá de una revolución política o social. Para mí, se trata de una revolución psicológica, a nivel personal. Se trata de una revolución donde lo que prima es cada individuo, no buscamos una democracia donde nuestro voto se tenga más en cuenta. Buscamos una democracia real donde no seamos considerados uno más, un número. Sino donde realmente nos sintamos participes en el mundo, donde nos sintamos un poco más dueños de nuestro destino, donde la vida coja un poco mas de sentido.

Yo asistí. Desde las 20:00 hasta las 22:00 he estado en el Boulevard donostiarra. Mis principales reivindicaciones son las siguientes: Quiero una humanidad lleno de sentimientos, busco un ser humano pensante y racional. Ansió ser parte de una raza que tenga un fin. Hasta ahora (y son muchos años de ser humano) hemos andado por andar en este mundo. Unos mueren, otros nacen pero nadie es nadie en este mundo. Quiero dar un sentido al ser humano y para ello, antes cada ser humano tiene que ser el que quiera encontrar un sentido a sí mismo. ¡¡Somos personas porque pensamos!!

En otras revoluciones hemos buscado bienes físicos, más trabajo, más dinero, la abolición de la esclavitud pero esta es diferente. Buscamos un bien superior, queremos la oportunidad de abrir nuestra mente al mundo. Buscamos una humanidad con lazos más fuertes. Buscamos una sociedad sin intereses, donde lo único que prime sea el bien común, una sociedad sin guerras estúpidas.

Ya sabéis lo que pienso de la política, no creo mucho en ella. Ni ahora, ni seguramente después de la revuelta. Creo en el ser humano y en su capacidad de cambiar el mundo actuando solo en su pequeño ámbito local. Puede que la “spanish revolution” cambie la mente de muchas personas, y me gustaría especificar, no hablo de la mente de los políticos (ellos solo se intentan adaptar a nosotros porque les conviene), hablo de las mentes amigas, hablo de las mentes cercanas, hablo del ser humano. Quiero cambiar la raza humana, una a una.

Asistiré a cuantas asambleas pueda y participaré en la medida en la que tenga algo que aportar. También tengo interés en detallaros el transcurso de cada asamblea que se organice. En mi siguiente entrada, mañana, os explicaré todo lo que ha sucedido en la primera asamblea ciudadana donostiarra. Os mantendré informados.

lunes, 16 de mayo de 2011

El sacrificio

Entrada relacionada con La alteridad.

¿Somos o no animales? La respuesta es fácil. Si pero… en el fondo.

Quiero decir, nuestra base es animal 100% y para todos es igual. Nacemos con exactamente los mismos instintos, con exactamente las mismas habilidades básicas; la manipulación de objetos, el habla, etc. Y con los mismos fines, sobrevivir y procrear. Pero debido a la evolución (un tema divertido, ¿Casualidad?) hemos desarrollado más nuestro cerebro obteniendo al final, más capacidad de decisión que nunca ningún animal había tenido.

Hoy en día, la sociedad está ya construida y para suerte de cada uno de nosotros ya no es necesario tanto cerebro para sobrevivir (¡ya está en las manos del ser humano hasta defendernos de amenazas espaciales!). Nuestro presente y futuro se basa más que nunca en el tejido de seres humanos y de ahí la importancia del apartado psicológico del ser humano.

En esta gran sociedad en la que habitamos (el planeta tierra), gracias a la evolución de las comunicaciones vivimos como si fuéramos un solo ente. ¡En tan solo 2 segundos te puedes enterar de las gracias y desgracias de cualquier amigo o desconocido! Por lo tanto, todas las personas tienen muchísimo más impacto sobre ti y tus emociones.

El sacrificio es una de estas habilidades humanas de la nueva era, el ser humano es capaz de actuar para su propio mal en beneficio de otro. Esto no se da en ningún animal. Cuesta hacerlo puesto que nuestra parte animal nos pide sobrevivir y actual lo más egoístamente posible para hacerlo pero sin embargo, nos es posible elegir. Nos es posible hacer el bien aunque salgas mal parado.

¿Por qué hablar de sacrificio ahora? Por suerte o desgracia nuestra felicidad se encuentra más situada en el lado humano, que en el animal. De ahí la importancia de “ser persona” para ser feliz. De ahí la importancia del otro, para ser feliz.

El sacrificio no es una inversión. Por ejemplo sacarse una carrera no es sacrificio pues el beneficio que obtienes es grande como para considerarlo sacrificio. Al igual que tampoco lo es Trabajar. Del sacrificio no se obtiene aparentemente nada.

Por tanto, trata de un beneficio totalmente ajeno a ti, no vale el ayudar para que en un futuro te ayuden, no vale el “hoy por ti, mañana por mí”. No hay interés posible. El sacrificio sale de uno mismo, el sacrificio es uno mismo. No lo haces por tu instinto (como casi todo lo que hacemos), no lo haces en tu beneficio (como casi todo lo que hacemos). El sacrificio sale de tu verdadera persona, no del animal que llevas dentro.

Eli me preguntaba en el post anterior que pensaba sobre la felicidad ajena. Sinceramente pienso que si bien no hemos de vivir solamente para los demás, allí es donde debemos de intentar buscar la felicidad. Y cuanta más capacidad de amar tengamos y más estemos dispuestos a sacrificar por el otro, más felices podremos llegar a ser en nuestra vida.

Como conclusión decir que el dinero y el sistema capitalista ha demostrado ser una vía bastante buena para conseguir este primero objetivo, el de sobrevivir. Pero poco ha servido para la obtención del objetivo más humano, ser felices. Solo depende de cómo somos, y de cómo queremos ser, el ser felices.

martes, 10 de mayo de 2011

La alteridad

Hola Alejo:
He estado leyendo tus ideas sobre la felicidad y me han parecido muy interesantes. Sin embargo,me gustaría preguntarte sobre un tema que creo no has escrito. Has escrito varios artículos sobre la felicidad, pero en ninguno he encontrado nada sobre la felicidad ajena. Dado que eres una persona tan reflexiva, me gustaría que compartieras con nosotros tus ideas sobre dejar de lado los intereses propios. Sería interesante.
Un saludo.
Eli 

Es curioso como siempre habiendo tenido tan claro lo que pienso y siendo “el otro” una de las bases de este blog, no he podido mostraros lo que siento. A raíz del anterior comentario que leí hace dos días (en Caminar), he estado meditando mientras estudiaba y mis reflexiones me han dado para escribir las siguientes dos entradas. Muchisimas gracias a Eli por el comentario, se agradecen :).

Por tanto, en esta primera entrada me dispongo a hablar sobre el otro, es decir, quien te hace ser tú y quien te da importancia en esta vida. Y en la siguiente me dedicare a hablar sobre la felicidad ajena, de manera directa vinculada con esta primera entrada.

Tu manera de ser, personalidad, modo de vida, carácter, sentimientos… todo se refleja en tus actos y según actúes, así te ira en la vida pero… ¿Cómo sabes que tal te va la vida? ¿Qué criterio se ha de seguir?

¿Acaso te suenan las cientos de historias en las que hombres con mucha fortuna acaban en el mundo de las drogas o de hombres pobres que sin tener nada sonríen? Sin ir tan lejos, en nuestro entorno hay montones de ejemplos cercanos también. Personas amigas que teniendo todo lo que desean debido al dinero y mimos de los padres, se pasan el día llorando y quejándose de todo o por otro lado, personas que no habiendo tenido tal suerte, sonríen, ayudan y trabajan tanto como les deja el cuerpo para forjarse un futuro. Y son supuesto, siendo felices.

Creo en el afecto hacia las personas por su manera de ser, creo en la admiración hacia las personas por su modo de enfrentar las situaciones, creo en el cariño hacia una persona por el trato recibido por ella, creo en el sentimiento de amistad que te une a otro ser, creo en el sentimiento de amor que hacen que dos personas sean uno.

Tu éxito en la vida son los demás la que lo evalúan. No con elogiosas palabras o con sucios insultos. Sino con la admiración que te procesan y el cariño que te tienen. Y en respuesta a la pregunta antes lanzada, ¿Cómo sabes que tal te va la vida? la respuesta es, según lo feliz que seas. Y no son sino los demás, los únicos que a largo plazo te la pueden proporcionar.

Está claro por lo tanto que tiene una alta relación directa con lo que eres capaz de dar a los demás, con lo que eres capaz de sacrificar, con lo que eres capaz de perdonar y con la capacidad que tienes para confiar en los demás. Cuanto mas tengas en cuenta a los demás, mas cariño recibirás y mas feliz te sentirás.