miércoles, 20 de abril de 2011

Pólitica - Parte III

Por mi parte, nunca he sido tan extremista como lo fue Epicuro. Pero si comparto fielmente sus ideas y actúo en base a ellas.

Epicuro decía que había que huir tanto de la cultura, como de la política. En lo relativo a la política estoy muy de acuerdo con él, en que es necesario no poner excesivas expectativas en ella. Al fin y al cabo y pensándolo fríamente, ¿Es capaz una persona de mantener contentas a 45 millones? Aunque creo que mínimamente hay que estar al día, no debemos sembrar semillas de felicidad en lugares que no dependen de nosotros.

Sin embargo, no puedo estar de acuerdo en todos los puntos. Antes he dicho que la política, aunque es lo mejor que tenemos, no es una herramienta eficaz para erradicar los males del mundo y por ello no hay que depositar nuestras esperanzas en ella. Peeeeeeeero… eso no quiere decir que nos desatendamos de lo que pasa en nuestro universo. Todos importamos muchísimo más de lo que pensamos. Con cada conversación que tenemos con un amigo, cambiamos su manera de pensar; con cada buena acción, agrandamos el corazón de nuestros allegados; con nuestro amor, hacemos felices a los de nuestro alrededor. Y estos a su vez, al interrelacionarse con sus parientes y amigos, trasmiten a su vez, eso que le hemos trasmitido nosotros. Todos formamos una cadena. Todos somos células de un único cuerpo. Todos somos uno y podemos cambiarlo todo con pequeños detalles cada día.

En cuanto a la cultura, debes tratar de apropiarte de la máxima cultura posible pero sin dejar que se adueñe de ti. Estereotipos, consejos que te da la gente, costumbres culturales… no debes aceptarlos sin meditar antes sobre ellos e informarte sobre la veracidad de tal información. Un ejemplo personal puede ser el siguiente:

Cuando digo que comparto ciertas opiniones con Epicuro, no quiero decir que después de leer su obra, pensé… ¡huy! ¡Fíjate que cosas más inteligentes dice! ¡Voy a adaptarlas a mi vida diaria! No. Yo soy de una determinada manera y si bien es cierto que he ido evolucionando, no ha sido en base a los que otros me han dicho, no ha de ser así. Uno debe escuchar todo tipo de consejos y después elegir aceptarlos o no. Pero ni seguirlos ciegamente, ni hacer caso omiso de ellos. Se ha de crecer orgánicamente, debes preguntarte a ti mismo como quieres ser, que es lo correcto en cada situación, debes darte cuenta de tus defectos e intentar mejorarlos. Pero has de intentar que la respuesta a todas estas preguntas salga de ti mismo.

No creas que estás en el camino correcto sólo porque es un camino muy transitado. Sin embargo, no caigas en la tentación de tratar de ser diferentes, pues eso nos hace a todos los mismos. No trates de ser diferente, solo sé tú.

0 commenti:

Publicar un comentario