jueves, 17 de marzo de 2011

Sexo

Últimamente estoy siendo testigo de un suceso bastante preocupante y llevo ya un tiempo con ganas de escribir sobre el asunto. Soy consciente de que seguramente el tema pueda dar base a malinterpretaciones por parte de los lectores y amigos, pero estoy seguro de que al menos parte de vosotros sabréis a lo que me refiero.

Cuando se es joven no se atiende a razones y mucho menos si hablamos de sexo. Pero joder, hay un momento en la vida en la que la gente se tiene que dar cuenta de que el sexo mal entendido, puede llegar a ser una de las mayores formas de alienación que existen. ¿No os dais cuenta que en ocasiones el darle excesiva importancia en vuestra vida a todo lo que tiene que ver con el sexo os puede llegar a hacer sentir intensamente desdichados?

Me refiero a todo ese tipo de pensamientos negativos que surgen en las cabecitas de algunas personas cuando la presión social les puede y les surge la increíble necesidad de tener sexo y no pueden hacerlo. Chicos y chicas, el sexo existe para disfrutarlo, ¡es obvio! Pero que en la televisión no hagan más que fomentar el sexo desmedido no quiere decir que los que no se pasen todo el día follando sean unos apartados de la sociedad.

A lo que voy, la “necesidad” de sexo (no estoy de acuerdo en incluir el sexo como necesidad BASICA del ser humano) es algo con lo que hay que aprender a convivir. Al igual que cuando tenemos hambre no rompemos escaparates para robar tartas o cuando estamos faltos de dinero, no nos da por atracar un banco. Es cierto que existe una diferencia, y es que desde que llegamos a la adolescencia no hemos parado de recibir estimulos relacionados con el sexo y se ha magnificado en exceso el tema. Os aseguro que hay cosas 3896346 más importantes en la vida.
No os dejéis sobrepasar por esto.

0 commenti:

Publicar un comentario