martes, 14 de diciembre de 2010

Baile de disfraces

Vivimos, ¿Oyes? Pero solo vivimos exactamente ahora. Abrimos los brazos y decimos que existimos. Pero se nos aparta y se nos mete dentro del oscuro saco de la historia. Porque somos de una vez, de usar y tirar. Participamos en un eterno baile de disfraces, en el que las mascaras van y vienen, hoy por mi, mañana por ti, el viejo desaparece de la fila. Nos habríamos merecido algo mejor, Hans Thomas. Tú y yo habríamos merecido que nuestro hombres se grabaran en algo eterno, en algo que no se borra en el gran cajón de arena.

Fuente: El misterio del solitario

0 commenti:

Publicar un comentario