jueves, 21 de octubre de 2010

Vivir juntos o morir solos

En un mundo donde prima el egoísmo, el beneficio individual, el placer inmediato, el status personal. El titulo de este post puede resultar ridículo, gracioso. En un mundo donde prima el darwinismo, el capitalismo, el narcisismo. El titulo de este post puede resultar idealista, irrealista.

Pero olvidándonos de nuestra inmediata reacción. ¿Podéis imaginar un mundo en el que todo el mundo mire solo por sus intereses? ¿Qué ocurriría? ¿Habríamos conseguido todas las libertades sociales conseguidas a través de la historia? ¿Donde estaríamos ahora si a lo largo de los tiempos todo el mundo se hubiera interesado solo por sí mismo y no por el bien de los demás? Ahora ya no parece tan gracioso, ¿Verdad? La frase de Einstein: “solo una vida vivida por los demás merece la pena ser vivida”, nos puede servir para reflexionar sobre la actitud de los demás y la nuestra propia. Y Hasta aquí el enfoque clásico.

Si preferimos no vivir con esa responsabilidad, enfoquémoslo de otra manera. Y si en vez de vivir para los demás, dijéramos, ¿vivir con los demás, ayudándonos y evolucionando este mundo juntos? Suena bastante mejor. Imaginad, si hombres valientes, pero al fin y al cabo, solos, consiguieron cambiar el mundo, que podríamos conseguir si lucháramos por mejorar el mundo juntos. Y a partir de aquí se nos abren un abanico de posibilidades que nos ayudarían a este efecto: una política global que nos tome a todos por los seres humanos por igual, una economía global que no nos haga competir a muerte entre nosotros en caso de necesitarlo, que ayude si en algún país el hambre aumenta. Cooperar en vez de competir. ¿Qué podemos hacer para contribuir a mejorar el mundo? Vosotros sabréis en lo que podeis servir.

Para ir concluyendo. Si cada día pensamos un poquito más en los demás, y un poquito menos en nosotros mismos, podemos estar seguros que estamos contribuyendo a que nuestra sociedad sea más humana. No quiero inventar un mundo en el que no demos cabida en nuestro interior a sentimientos malos, que nadie nos pueda caer mal. El ser humano tiene cosas negativas por naturaleza, lo que digo es que debemos esforzarnos por impulsar el lado bueno de nuestro ser. Que si, que existe. Porque servir es lo que más ennoblece a un hombre.

La felicidad se aleja de nosotros, cuando la perseguimos egoístamente, en cambio se nos acerca, cuando dedicamos nuestro tiempo y nuestra mejor sonrisa, a los que nos rodean.

Si no vivimos juntos, moriremos solos.

0 commenti:

Publicar un comentario