martes, 5 de octubre de 2010

CAMINAR

Hola amigos:

Largo tiempo atras escribí una entrada especial, de mi puño y letra. Trataba sobre mi entonces proxima, futura aventura, El Camino de Santiago, y como esperaba que cambiara mi vida. Definia la diferencia entre caminar y CAMINAR. Peregrinar, escribia, no es solo andar y andar por tierras desconocidas hacia un santuario, es hacerte mejor cada día que andas. Omitiendo metaforas, explicaba la diferencia entre poner el acento sobre nosotros mismos, o en cambio, darle al mundo la oportunidad de que dirija nuestras vidas.

Siempre creí que haciendo las cosas bien, algun dia seria recompensado. El problema es que, si el fin ultimo de tu vida es encontrar la felicidad, una vez te sientas feliz, te quedas sin objetivo. Y esto puede acarrear falta de motivacion. Y por tanto, acabas perdiendo la importancia que tienes como ser humano unico.

Como he estado comentando, el mundo se divide en dos clases de personas, los que quieren, deciden, y ELIGEN sobre el futuro de su vida. Y los que esperan, que el destino les traigan cosas bonitas (no suele funcionar)

Pero yo cometi un grave error, en busca de esa felicidad ultima corrí, en vez de andar. Y al igual que recorriendo El Camino de Santiago, de que coño sirve correr si cuando se disfruta es durante el viaje, de que coño sirve llegar antes si no has aprendido nada. El Camino de Santiago trataba de hacerse mejor cada día que andas... Y en la vida, yo creo que el objetivo es el mismo.

Me deje cegar por la meta, cuando lo verdaderamente importante es el trayecto. Pues es cuando disfrutas, aprendes y sobretodo, creces como persona. Cometí el error de buscar desesperadamente ser felizJustificar a ambos lados, y la felicidad, amigos mios, no es algo que se obtenga de la noche a la mañana. La felicidad, es la recompensa a una manera de actuar. Haciendo daño no seras feliz. Arrancandole una carcajada a tu amigo, si. Guardando rencor, orgullo, odio en tu interior no seras feliz. Perdonando lo imperdonable, si.

No tengais a la felicidad como una meta, sino como una manera de enfrentar la vida.

Consulte el

1 comentario:

  1. Hola Alejo:
    He estado leyendo tus ideas sobre la felicidad y me han parecido muy interesantes. Sin embargo,me gustaría preguntarte sobre un tema que creo no has escrito. Has escrito varios artículos sobre la felicidad, pero en ninguno he encontrado nada sobre la felicidad ajena. Dado que eres una persona tan reflexiva, me gustaría que compartieras con nosotros tus ideas sobre dejar de lado los intereses propios. Sería interesante.

    Un saludo.

    Eli

    ResponderEliminar