Ir al contenido principal

CAMINAR

Hola amigos:

Largo tiempo atras escribí una entrada especial, de mi puño y letra. Trataba sobre mi entonces proxima, futura aventura, El Camino de Santiago, y como esperaba que cambiara mi vida. Definia la diferencia entre caminar y CAMINAR. Peregrinar, escribia, no es solo andar y andar por tierras desconocidas hacia un santuario, es hacerte mejor cada día que andas. Omitiendo metaforas, explicaba la diferencia entre poner el acento sobre nosotros mismos, o en cambio, darle al mundo la oportunidad de que dirija nuestras vidas.

Siempre creí que haciendo las cosas bien, algun dia seria recompensado. El problema es que, si el fin ultimo de tu vida es encontrar la felicidad, una vez te sientas feliz, te quedas sin objetivo. Y esto puede acarrear falta de motivacion. Y por tanto, acabas perdiendo la importancia que tienes como ser humano unico.

Como he estado comentando, el mundo se divide en dos clases de personas, los que quieren, deciden, y ELIGEN sobre el futuro de su vida. Y los que esperan, que el destino les traigan cosas bonitas (no suele funcionar)

Pero yo cometi un grave error, en busca de esa felicidad ultima corrí, en vez de andar. Y al igual que recorriendo El Camino de Santiago, de que coño sirve correr si cuando se disfruta es durante el viaje, de que coño sirve llegar antes si no has aprendido nada. El Camino de Santiago trataba de hacerse mejor cada día que andas... Y en la vida, yo creo que el objetivo es el mismo.

Me deje cegar por la meta, cuando lo verdaderamente importante es el trayecto. Pues es cuando disfrutas, aprendes y sobretodo, creces como persona. Cometí el error de buscar desesperadamente ser felizJustificar a ambos lados, y la felicidad, amigos mios, no es algo que se obtenga de la noche a la mañana. La felicidad, es la recompensa a una manera de actuar. Haciendo daño no seras feliz. Arrancandole una carcajada a tu amigo, si. Guardando rencor, orgullo, odio en tu interior no seras feliz. Perdonando lo imperdonable, si.

No tengais a la felicidad como una meta, sino como una manera de enfrentar la vida.

Consulte el

Comentarios

  1. Hola Alejo:
    He estado leyendo tus ideas sobre la felicidad y me han parecido muy interesantes. Sin embargo,me gustaría preguntarte sobre un tema que creo no has escrito. Has escrito varios artículos sobre la felicidad, pero en ninguno he encontrado nada sobre la felicidad ajena. Dado que eres una persona tan reflexiva, me gustaría que compartieras con nosotros tus ideas sobre dejar de lado los intereses propios. Sería interesante.

    Un saludo.

    Eli

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Confianza y tranquilidad

Hasta el imprevisto más grande se puede solucionar en poco tiempo con un buen estado anímico y el más pequeño alargarse y atragantársete con uno inadecuado. Entre los elementos que conforman un buen estado de ánimo, he optado por hablar de la confianza y de la tranquilidad porque son los que en este momento concreto de mi vida más aprecio. Que habitualmente no se den como estado natural de las cosas, no quita para que en la medida de lo posible y sin ofuscarse, se busquen. De la afirmación escrita al principio se pueden obtener una serie de conclusiones sencillas pero fundamentales sobre algunas elecciones que hacemos en la vida. Conviene rodearse de amigos que generen un buen ambiente y por tanto, tranquilidad; para no malgastar ni siquiera una gota de tu energía mental en protegerte del veneno que emiten las malas relaciones. Por supuesto, tener numerosos amigos no es necesariamente bueno. Existen bastantes personas que poseen escasos amigos pero mucho más valiosos que l

FILOSOFÍA con mayúsculas

Tengo entendido que anoche te quedaste hasta altas horas de la madrugada pensando en tu futuro, en lo que te conviene y en lo que crees que te hará feliz a posteriori. Y bueno, yo solo quería decirte que la bombilla se inventó hace ya unos años y no hay necesidad de reinventarla. Quizás sea porque pienso como informático y me estoy mal acostumbrando a coger código de todos lados para luego mezclarlo y construir el algoritmo o programa que deseo, que creo que la opción más útil a día de hoy para alumbrar una habitación es reusar al menos en parte, esa bombillita que ya existe. Es difícil de entender por qué no sucede igual, o al menos parecido, con los avances técnicos que con los avances filosóficos. No puede ser que conocimientos que nos dejaron personas realmente sublimes hace 2000 años no solo no sean aprendidos desde pequeños, si no que sean ninguneados por los “grandes sabios” contemporáneos. ¡Eh! ¡Qué vais 2000 años atrasados! ¡Que hay que ponerse al día! Es cierto que la filos

Ética. Parte 2: Definición y modos de comprender lo moral

El libro en el que me he basado para la parte 2 y 3 de esta serie de entradas se titula “Ética”, de Adela Cortina y Emilio Martinez. Se trata de un libro escrito con propósito educativo y que encaja perfectamente como material básico para las siguientes publicaciones. He modificado parte del texto citado para que se entienda mejor y encaje mejor con la estructura de la entrada. Ética La ética es la rama de la filosofía que estudia la bondad o la maldad de los comportamientos. Tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. Filosofamos para encontrar sentido a lo que somos y hacemos; y buscamos sentido para colmar nuestras ansias de libertad, dado que la falta de sentido la experimentamos como cierto tipo de esclavitud. Con el objetivo de encontrar dicho sentido a la vida, la ética se dedica a la reflexión sobre la moral. Pretende explicar los concep

Utopía

Siglo CXX. El conflicto no tiene tregua. Cientos de personas decentes mueren diariamente víctimas de una guerra perversa. El ejército enemigo lo forman máquinas biológicas exteriormente iguales a los seres humanos con la diferencia de que no necesitan el corazón para seguir existiendo. Su estrategia de batalla es finalizar a sus víctimas arrancándoles el corazón del pecho para dárselo de comer a los miles de perros vagabundos que habitan en este apocalíptico mundo. El adversario de esta forma se asegura de que si un ser humano muerto se vuelve a alzar, lo haga convertido en uno de ellos. Por esta razón, en el mundo actual muchas personas al fracasar deciden quitarse la vida, sabedoras que prefieren no vivir a existir como una criatura sin sentimientos. Las huestes enemigas arrinconan a los supervivientes en “Utopía”, también apodada “Ciudad de Dios”, último bastión humano en pie. La batalla sigue llevándose consigo almas que en otra situación contextual podrían haber vi

Bienvenido al desierto de lo real

El hecho de que los humanos reflexionemos sobre la realidad no es cuestión de azar. Muchas, y me atrevería a afirmar que en alguna parte de sus vidas todas las personas, han experimentado la sensación de que se nos escapa algo. De que debe haber algo que dé sentido a todo esto o que directamente estemos siendo engañados, ya sea por un ente exterior o por nuestra propia mente, y sea por ello que no consigamos quitarnos de encima esta melancolía existencial o nostalgia que nos abarca en ocasiones. "Te explicaré por qué estás aquí. Estás porque sabes algo. Aunque lo que sabes no lo puedes explicar. Pero lo percibes. Ha sido así durante toda tu vida. Algo no funciona en el mundo. No sabes lo que es, pero ahí está como una astilla clavada en tu mente y te está enloqueciendo. Esa sensación te ha traído hasta mí ¿Sabes de lo que estoy hablando?" - Morfeo. La frase que da título a la entrada, es producto de Jean Baudrillard, filósofo postmoderno francés que alcanzó popula