martes, 12 de octubre de 2010

Boda

Extrasensorial. La unión de dos almas. De dos vidas. De dos historias. La máxima proposición de amor. La entrega de tu vida a otra persona sin pedir nada a cambio. Solo amor eterno.

Un mar de sentimientos fluyendo por tus venas. Alegría, bienestar, coraje, valor, esperanza, felicidad, paz, todo es tan bonito que parece triste. Tu cuerpo entra en un estado de eufórica locura, El primer beso, el primer baile. Ilusión renovada. Comes, bebes, juegas, hablas, saltas, bailas. Pero lo más importante es que es uno de esos momentos en que te desinhibes, sabes que el protagonista no eres tú. Bailas, pero no bailas para ti. Como si fuera parte de un rito ancestral, lo haces todo en honor a una deidad invisible.

Te emocionas y lloras por ellos, porque se han condenado a ser felices toda la vida, porque han aprendido a amar, a perdonar y a dar la vida por el otro. Porque dos almas gemelas se han primero encontrado, conocido y por fin unido en un solo cuerpo. La fuerza del amor se hace presente, y te atrae, arrebatándote el aire, enseñándote nuevas maneras de vivir. Dos familias unidas por un titánico y épico cariño, y franca admiración que se tienen dos personas.

2 comentarios:

  1. Ese detalle, el de admirar al otro es lo que espanta a muchos.

    ResponderEliminar
  2. El ser humano actual siempre esta pensando en recibir, y nunca en dar. Esta sociedad tiene demasiados defectos amigo :(.

    ResponderEliminar