martes, 28 de septiembre de 2010

Yin y yang

Hoy me gustaría escribir sobre algo que todos sentimos, intuimos, creemos, pero a lo que posiblemente no lo enlacéis con un concepto.

Según transcurre la vida nuestras ideas se aclaran.

No todo es blanco o negro.
No todo es verdad o mentira.
No todo son unos y ceros.

Porque en todo hay un poco de esto y un poco de aquello.
Porque aun queriendo hacer el bien, seguramente hagas mal a alguien.
Porque dentro de ti también hay un lado oscuro.
Porque al protagonista le hace falta un antagonista.
Porque no hay decisiones buenas o malas.
Porque aun haciendo lo que debes hacer, te puedes sentir mal.
Porque La Verdad absoluta no existe.

No hay una ciencia exacta que nos pueda explicar cómo actuar o que objetivo debemos tener en la vida. Pero si hay conceptos que te pueden ayudar a vivirla.


Principios

1. El yin y el yang son opuestos. Todo tiene su opuesto, aunque este no es absoluto sino relativo, ya que nada es completamente yin ni completamente yang. Por ejemplo, el invierno se opone al verano, aunque en un día de verano puede hacer frío y viceversa.

2. El yin y el yang son interdependientes. No pueden existir el uno sin el otro. Por ejemplo, el día no puede existir sin la noche.

3. El yin y el yang pueden subdividirse a su vez en yin y yang. Todo aspecto yin o yang puede subdividirse a su vez en yin y yang indefinidamente. Por ejemplo, un objeto puede estar caliente o frío, pero a su vez lo caliente puede estar ardiente o templado y lo frío, fresco o helado.

4. El yin y el yang se consumen y generan mutuamente. El yin y el yang forman un equilibrio dinámico: cuando uno aumenta, el otro disminuye. El desequilibrio no es sino algo circunstancial, ya que cuando uno crece en exceso fuerza al otro a concentrarse, lo que a la larga provoca una nueva transformación. Por ejemplo, el exceso de vapor en las nubes (yin) provoca la lluvia (yang).

5. El yin y el yang pueden transformarse en sus opuestos. La noche se transforma en día, lo cálido en frío, la vida en muerte. Sin embargo, esta transformación es relativa también. Por ejemplo, la noche se transforma en día, pero a su vez coexisten en lados opuestos de la tierra.
6. En el yin hay yang y en el yang hay yin. Siempre hay un resto de cada uno de ellos en el otro, lo que conlleva que el absoluto se transforme en su contrario. Por ejemplo, una semilla enterrada soporta el invierno y renace en primavera.

Si estas triste por algo que te haya podido pasar, ahora ya lo sabes, ¡¡EN TODO LO MALO HAY ALGO BUENO!! Es más, ahora sabemos que... ¡¡LO MALO SE TRANSFORMA EN BUENO!!

Jajajajjajaja

Los principios están copiados de la wiki pedía, desde donde si quieren pueden seguir investigando.

Yin y yang

Chaitoooo

Consulte el

0 commenti:

Publicar un comentario